• sábado, 26 de mayo de 2018

Pinturas rupestres de la Sierra de San Francisco, Baja California Sur

En la Sierra de San Francisco se encuentra el mayor numero de sitios con pintura rupestre de la península de Baja California, y de hecho es uno de los conjuntos mas relevantes de México, por sus dimensiones, la calidad de las representaciones, su variedad, su colorido y su extraordinario estado de conservaci6n. Algunos de estos sitios han sido explorados en los últimos tiempos y varios de ellos pueden ser visitados, como Las Flechas y Boca de San Julio.

Este grupo de sitios con pintura rupestre, localizado en la reserva de El Vizcaíno, está asociado a los grupos nómadas, cuya subsistencia se basaba en la caza, la recolección y la pesca, que habitaron la región hasta la colonización española en el siglo XVIII. De acuerdo con las fechas obtenidas en depósitos asociados a los abrigos rocosos, las pinturas cubren un amplio periodo que va de por lo menos 1100 a.C. a 1300 d.C.

Esos grupos tenían modos de organización económica y social complejos, así como elaborados sistemas rituales de los que son expresión las pinturas rupestres que se plasmaron en una gran cantidad de abrigos rocosos, a los que seguramente se acudía a realizar lo mismo ritos de paso que otros dirigidos a propiciar la caza y la pesca. Por ello esas pinturas incluyen una notable variedad de motivos, tanto simbólicos como naturalistas, entre los que se encuentran seres humanos y animales de distintas especies como venados, pumas, ballenas, peces y águilas.  

Tomado de México en la lista del patrimonio mundial de la Unesco, Arqueología Mexicana, edición especial 39.

Si desea adquirir un ejemplar