• lunes, 18 de junio de 2018

Vista Hermosa: nobles, artesanos y mercaderes en los confines del mundo huasteco.

El año pasado vio la luz el primero de tres volúmenes consagrados a Vista Hermosa, sitio arqueológico de la Huasteca tamaulipeca que se remonta al breve periodo comprendido entre 1350 y 1450 d.C. Enclavado en un amplio valle a 250 msnm, irrigado por la pausada corriente del Mesillas y rodeado por un bosque tropical bajo, este asentamiento de 40 ha fue la morada de un millar de individuos justo antes de la llegada de los españoles. Hace poco más de 50 años, los miembros de la Misión Arqueológica y Etnológica Francesa se percataron de la existencia de Vista Hermosa debido a que estaba siendo destruido y saqueado sin misericordia por quienes deseaban usar el área como terreno de cultivo. Esto motivó a los especialistas a emprender excavaciones sistemáticas entre 1965 y 1967, que a la postre les permitirían recuperar no sólo un importante acervo de materiales arqueológicos, sino una riquísima información textual y gráfica de los contextos. Su rigurosa labor ha permitido en fechas recientes llevar a cabo un estudio integral del sitio y reconstruir así la vida cotidiana de sus habitantes.

El volumen I de la serie, el cual lleva como subtítulo Camino al inframundo, se debe a la pluma del desaparecido antropólogo francés Guy Stresser-Péan, su incansable y sabia esposa Claude y el reconocido bioarqueólogo Grégory Pereira. A lo largo de 464 páginas profusamente ilustradas, el lector encontrará detalladas descripciones de la configuración general de Vista Hermosa y de las más de 120 estructuras arquitectónicas perceptibles desde la superficie. Es particularmente notable el análisis de las sepulturas excavadas, en las cuales se hallaron 148 esqueletos, en muchas ocasiones acompañados de ajuares funerarios que nos hablan de antiguas prácticas funerarias y particulares creencias acerca del más allá. A partir de un excepcional estudio de las osamentas nos enteramos del aspecto físico de la gente, la práctica de la deformación craneal y la mutilación dentaria, las principales enfermedades infecciosas que sufrieron y algunas actividades profesionales reveladas por las huellas de  estrés ocupacional.

Los dos volúmenes restantes aparecerán próximamente y estarán dedicados a los objetos de cerámica, piedra, metal y concha, a la industria del hilado y el tejido, a la relación entre los huastecos y la fauna, y se incluirán reveladores descubrimientos sobre el antiguo culto a Ehécatl-Quetzalcóatl, el dios del viento.

Claude Stresser-Péan (coord.), INAH/Fundación Stresser-Péan/CEMCA, México, 2017

 

 “Vista Hermosa: nobles, artesanos y mercaderes en los confines del mundo huasteco.”, Arqueología Mexicana núm. 150, pp. 10-11.

 

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar:

http://raices.com.mx/tienda/revistas-los-olmecas-de-san-lorenzo-veracruz-AM150