• 6-ago-2020

Atzompa y sus plazas

Nelly M. Robles García

Atzompa y la expansión urbana de Monte Albán

Así como los conjuntos monumentales de Monte Albán sirven como unidad de análisis urbano para comprender la complejidad de la ciudad en sus diferentes momentos de construcción y ocupación, en Atzompa es la plaza la unidad analítica que nos sirve para interpretar las diferentes funciones y el esquema social que prevaleció en la zona monumental y sus suburbios.  Mediante el análisis de la diversidad de plazas que en sentido vertical presenta Atzompa podemos discernir algunas funciones específicas de cada espacio e interpretar una versión de la vida cotidiana en el sitio.

La Plaza A, ubicada en el punto más alto, es el espacio ceremonial por excelencia del sitio. Similar en muchos aspectos a las plazas de Monte Albán, presenta una enorme plataforma en planta en L (Edificio 1), en el lado norte de la plaza; este descomunal edificio está compuesto por una escalinata monumental central y dos grandes alfardas que definen sus tres cuerpos. Tiene en su parte superior los restos de lo que fue un templo alargado, de exquisita arquitectura y finos acabados.

Otro edificio de gran importancia es el número 4, situado en el extremo oeste, delimitando la plaza. También de tres cuerpos, presenta en sus costados ornamentación alusiva al lugar o locus, mediante el glifo T. Al centro, esta plaza presenta un amplio adoratorio cuadrado, en cuyo interior existe lo que probablemente fue una tumba tardía de planta cruciforme. La Plaza B alberga al complejo conocido como Casa de los Altares, compuesto por ese palacio, el Edificio Funerario, la plaza misma y el Edificio 8 (o Edificio Transicional); éste da paso hacia la Plaza C o Terraza Abierta, un espacio sin construcciones que ofrece magníficas vistas del Cerro del Gallo y el resto de Monte Albán.

Imagen: La Casa de los Altares y la Casa de Oriente –ubicadas al oeste y al este, respectivamente, del área nuclear de Atzompa– son testimonio de la convivencia de representantes de dos distintos linajes dominantes, que en este lugar reprodujeron su poder político. En primer plano se ve la casa de servicios de la Casa de los Altares, el edificio de tonos rojizos oscuros que está en el segundo plano: al fondo se ve la actual ciudad de Oaxaca. Foto: Oliver Santana / Raíces.

 

Nelly M. Robles García. Arqueóloga por la ENAH, maestra en conservación de arquitectura prehispánica por la ENCRYM-INAH y doctora por la Universidad de Georgia, Estados Unidos. Directora del “Proyecto Conjunto Monumental de Atzompa”, e investigadora visitante en la Universidad de Harvard. Miembro del Comité Científico-Editorial de Arqueología Mexicana.

Robles García, Nelly M., “Atzompa y la expansión urbana de Monte Albán”, Arqueología Mexicana, núm. 126, pp. 28-35.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra ediciones impresa o digital:

Atzompa, Oaxaca. Versión impresa.

Atzompa, Oaxaca. Versión digital.