• 27-sep-2020

Chile, sal y cacao para Tenochtitlan

Luz María Mohar Betancourt

Los productos tributados a Tenochtitlan

Los tributos

El chile, elemento fundamental de la dieta indígena, aparece anotado sólo en tres láminas y la glosa de la Matrícula lo identifica como chiltecpin; gráficamente coloreado en rojo, procedía de poblaciones localizadas en la Huasteca actual y se entregaba empacado mediante envoltorios hecho de petate.

La sal, condimento básico, procedía sólo de Ocuilan (Estado de México); según ambos códices, se tributaban 2 000 panes de sal, y es posible que por su calidad, fuese de uso exclusivo de la nobleza. Para endulzar los alimentos, la miel era indispensable. En cinco láminas correspondientes al estado de Guerrero se le representó por medio de pequeños cántaros, en cantidades de más de 600. En este mismo tipo de recipiente, pero de mayor tamaño, Axocopan y Huexpuchtla, estado de Hidalgo, tributaban el neuctli o pulque. Varias fuentes escritas mencionan el uso ritual del pulque, así como su consumo en celebraciones, como se registra en la ceremonia de casamiento de una joven pareja en el f. 61 del Códice Mendoza. Es una constante que el registro pictográfico del pulque se señala con pequeños puntos en el borde del recipiente que lo contiene, seguramente para indicar su efervescencia.

Fray Bernardino de Sahagún describe con sumo detalle la variedad de productos que conformaban la mesa de gobernantes poderosos como Moctezuma; la gran cantidad de platillos de diferente procedencia indica la complejidad de la cocina indígena y de sus condimentos, muchos de ellos procedentes de lugares distantes de la ciudad tenochca. Por ejemplo, el tan estimado cacao se registra en 520 cargas procedentes del Soconusco y de los estados actuales de Veracruz, Oaxaca y Guerrero, y su consumo estaba restringido a la nobleza de más alto rango. Tlatelolco entregaba cacao en polvo en canastos.

Imagen: a) Chile o chiltecpin. Matrícula de Tributos, lám. 32. b) Doscientos fardos de cacao. Códice Mendocino, f. 46r. c) Cuarenta canastos de pinole. Códice Mendocino, f. 19r. d) Tributo de maíz, chía y frijol de Chalco (estado de México). e) Tributo de 200 cántaros pequeños de miel de Tlachco (Guerrero). f) Tributo en panes de sal de Ocuilan (Estado de México). d) Representación del pulque como bebida efervescente. Códice Mendocino, ff. 41r, 36r, 34r y 71r. Foto: Biblioteca Nacional de Antropología e Historia. Reprografías: Oliver Santana, Marco Antonio Pacheco / Raíces.

 

Doctora Luz María Mohar Betancourt. Investigadora en el ciesas. Especialista en códices del México antiguo. Miembro del Proyecto Tetlacuilolli

Mohar Betancourt, Luz María, “Los productos tributados a Tenochtitlan”, Arqueología Mexicana, núm. 124, pp. 56-63.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra ediciones impresa o digital:

El tributo prehispánico. Versión impresa.