• sábado, 26 de mayo de 2018

El puma, Xochicalco, Morelos

 

El puma, de 77 cm de alto, 51cm de ancho y 54 cm de fondo, está sentado en sus cuartos traseros; la cola recorre su anca derecha y continúa por las patas delanteras, regresando para terminar en esa misma anca y envolviendo al animal. Las orejas las tiene hacia atrás, en actitud alerta, y lleva un cordón al cuello cuyos extremos forman un rectángulo. Esta escultura conserva sus colores originales: cuerpo amarillo, encías y lengua rojas y pecho blanco. Un puma de estas dimensiones se encontró en Monte Albán, Oaxaca, aunque tiene una actitud mucho más rígida que el de Xochicalco.

 

Tomado de Silvia Garza Tarazona, “Esculturas de cerámica de Xochicalco, Morelos”, Arqueología Méxicana núm. 103, pp. 18 - 23.

 

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar:

 http://raices.com.mx/tienda/revistas-augurios-y-profecias-mayas-AM103