• 11-jul-2020

El Ramonal, Quintana Roo

Demetrio Ramírez Ramírez y Ma. Antonieta Azcárate Soto

Investigaciones recientes en Cozumel

El Posclásico (1200-1550 d.C.) es el periodo mejor documentado sobre la historia de Cozumel, “lugar de golondrinas”, cuando destacaba como el principal puerto comercial de una compleja red de comercio a larga distancia por vía marítima, la cual se extendía desde las costas de Veracruz hasta el Golfo de Honduras. Por esta ruta, los mercaderes mayas del norte de Yucatán comerciaban cacao de Tabasco, Belice y Honduras, y además exportaban sal, mantas de algodón, miel, cera, copal, productos agrícolas, esclavos y recursos como el pedernal, proveniente de la sierra Puuc en Yucatán. En cambio, importaban basalto y pedernal de Belice, obsidiana y piedra verde de Guatemala, y cobre y oro de Centroamérica, productos que también se enviaban hacia el Altiplano Central de México.

En 1997, con el objetivo de investigar el carácter sociocultural de los habitantes de Cozumel durante el Preclásico Tardío (300 a.C.-300 d.C.) y el Clásico Temprano (300-600 d.C.), el Instituto Nacional de Antropología e Historia con sede en Quintana Roo determinó efectuar trabajos en el conjunto conocido como El Ramonal, localizado en el sitio arqueológico de San Gervasio, el centro prehispánico más importante y mejor estudiado de los 34 asentamientos documentados en la isla.

El Ramonal

Este complejo está conformado por tres grupos arquitectónicos claramente diferenciados que cubren un área de 60 a 80 por 200 m. El primero es una zona habitacional delimitada por bloques de piedra caliza que miden tres metros de altura. Inmediatamente al norte se encuentra una construcción tipo acrópolis compuesta por dos basamentos escalonados, sobre los que se construyeron edificios de mampostería y materiales perecederos. Complementan el conjunto dos basamentos piramidales de planta oval cuyo templo superior ha desaparecido.

Los trabajos se encuentran en su fase inicial y el sitio aún no puede ser visitado. No obstante, cabe mencionar la restauración de una sección del muro monolítico que circunda la denominada Plaza Baja y el edificio de las Almenas, cuyos aposentos, vistos desde arriba, forman una T o signo ik –que simboliza el aliento divino o soplo de vida–, uno de los principales atributos de Itzamná, dios creador en la mitología maya.

Imágenes: Localizado en San Gervasio, el complejo de El Ramonal -compuesto por tres grupos arquitectónicos- fue durante el Clásico Temprano el centro cívico administrativo de la isla de Cozumel. Dibujo: Proyecto Arqueológico El Ramonal / INAH. Basamento de planta circular. Foto: Sergio Autrey / Raíces. Estructura Nohoch Nah (Casa Grande). Ambos en la Zona arqueológica de San Gervasio, Cozumel, Quintana Roo. Foto: Marco Antonio Pacheco / Raíces.

 

Demetrio Ramírez Ramírez. Arqueólogo. Investigador del Centro INAH Quintana Roo. Director del Proyecto Arqueológico El Ramonal, San Gervasio.

Ma. Antonieta Azcárate Soto. Arqueóloga. Investigadora del Centro INAH Quintana Roo. Codirectora del Proyecto Arqueológico El Ramonal, San Gervasio.

Ramírez Ramírez, Demetrio y Ma. Antonieta Azcárate Soto, “Investigaciones recientes en Cozumel”, Arqueología Mexicana, núm. 54, pp. 46-49

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra edición impresa:

Los mayas del norte de Quintana Roo