• viernes, 19 de octubre de 2018

El señor 8 Venado, Garra de Jaguar

Los códices sugieren que la migración de los mixtecos a la región del Bajo Río Verde estuvo relacionada con las actividades del señor 8 Venado, Garra de Jaguar, quien nació en 1063 d.C. en el pueblo de Tilantongo. Aunque 8 Venado llegaría a ser gobernante de Tilantongo y de Tututepec, ninguno de sus padres tuvo alguna relación genealógica con las familias gobernantes de esos señoríos. Esta vez, el acenso al poder del señor 8 Venado no estuvo basado en la herencia de un señorío existente, sino en la fundación de uno nuevo. El señor 8 Venado se fue de Tilantongo cuando tenía 18 años de edad y se dirigió a la costa del Pacífico con la meta específica de crear un reinado. Los códices demuestran que su travesía comenzó con una importante reunión con la señora 9 Hierba, en su santuario en Chalcatongo. En esta junta, 8 Venado recibió objetos usados en ceremonias efectuadas en la fundación de centros político-religiosos, incluidos un bulto sagrado, un bastón de pedernal, un pez de oro y un escudo en forma de calavera. El señor 8 Venado y sus seguidores viajaron entonces hacia la costa llevando consigo los objetos rituales de Chalcatongo. La travesía termina con el señor 8 Venado quemando incienso en un juego de pelota. Esta escena es seguida por una procesión de siete individuos, cada uno cargando uno de los objetos sagrados de Chalcatongo hacia el topónimo mixto de Tututepec-Juquila. La representación del señor 8 Venado llevando a cabo rituales de fundación, y en camino a la región del Bajo Río Verde, muestra que él fue visto como el fundador de un centro político nuevo en Tututepec. Después de su llegada, los códices muestran al señor 8 Venado conquistando a docenas de pueblos costeros y recibiendo tributo de comunidades sujetas.

El señor 8 Venado consiguió fundar un reino en Tututepec debido a una combinación de circunstancias históricas, políticas, económicas y ecológicas. Los datos arqueológicos demuestran que al principio del siglo XII la región del Bajo Río Verde pudo haber sido vulnerable a ataques externos después del colapso de Río Viejo, con la subsiguiente fragmentación política. El señor 8 Venado también pudo haber ejercido una estrategia diseñada para tomar ventaja de la diversidad ecológica de un corredor que iba desde la costa hasta los altos. La región de Río Verde inferior se caracterizó por una gran productividad agrícola, así como por una diversidad de recursos provenientes de las tierras bajas, los cuales eran valiosos para las poblaciones de las regiones altas, entre los que se encontraban cacao, sal, plumas de quetzal, algodón y pescado. Al tomar control de los recursos costeros, 8 Venado pudo así haber representado una alianza atractiva para los nobles de las regiones altas. El acceso a recursos costeros pudo haber sido un factor en la alianza entre el señor 8 Venado y un señorío poderoso de la región de los altos, que contribuyó al éxito del primero para fundar Tututepec y derrotar a los competidores locales.

Los códices muestran que esta alianza estuvo formada por un grupo de extranjeros, quienes llevaban puesta una máscara negra que los distinguía –a ellos y a su líder, el señor 4 Jaguar– como tolteca-chichimecas, y que además llevaban abanicos y bastones, insignia de los comerciantes. Esta alianza fue sellada por lo que es quizás el evento más famoso en los códices: el rito de perforación nasal del señor 8 Venado en 1097 d.C., el cual le confirió el título de tecuhtli, y lo convirtió en miembro del linaje real tolteca-chichimeca. La obtención del título de tecuhtli fue también parte de la estrategia política con la cual 8 Venado pudo reclamar el trono de Tilantongo, su lugar natal, y establecer así una segunda dinastía en ese señorío hacia 1098 d.C. Después de la ascendencia del señor 8 Venado en Tilantongo, Tututepec desapareció de los códices. Para entender la historia costera en el resto del Posclásico, es necesario entonces alejarnos de los tres códices y volver a los datos arqueológicos, así como a los documentos coloniales antiguos.

 

Tomado de Arthur A. Joyce, y Marc N. Levine, “Tututepec (Yucu Dzaa). Un imperio del Posclásico en la Mixteca de la costa”, Arqueología Mexicana núm. 90, pp. 44-47.

 

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar:

http://raices.com.mx/tienda/revistas-la-mixteca-AM090