• 20-jun-2021

El signo maya para tierra fértil

Stephen Houston y Sarah Newman

Excremento, olor y orden moral

Hay duda respecto a si el rizo de kaban está verdaderamente relacionado de algún modo con “suciedad” o “tierra”, como opuesto al fuerte olor del suelo recién fertilizado con estiércol. En otras palabras, por sí mismo, el rizo se relaciona con ciertos aspectos ampliamente entendidos en el Clásico maya, pero no únicamente. Desde los primeros ejemplos, el signo de kaban incluye marcas de piedra, así como líneas curvas con un contorno punteado. El glifo del Clásico para “tierra” incluye signos que indican su olor acre, caracterizándolo como “un suelo de noche fértil”. En chol, ta’ chäb, “cera, barro”, se traduce literalmente como “excremento-tierra”. Como elemento simbólico, el rizo de kaban es semejante, por no decir idéntico, al signo del Centro de México en el Posclásico para “excremento”. Es razonable pensar que el almizcle sería representado como uno de los productos más olorosos del cuerpo animal, humano o no humano. El hedor del excremento es uno de los primeros olores con que se tropieza en la vida, y la eliminación de restos de las heces es un problema sin fin en cualquier asentamiento.

Más aún, hay indicios de que en el pensamiento maya existen conexiones entre la inmundicia del mundo real y la inmoralidad humana. Los diccionarios de lenguas mayas, de tiempos coloniales y modernos, proporcionan una idea respecto a cómo conceptos particulares, que incluyen ciertos olores, se entendían en tiempos más distantes. Gracias a las conexiones históricas entre las lenguas mayas, la coherencia y consistencia entre las entradas y sus glosas en los diccionarios apuntan a términos, significados y conceptos específicos que se remontan en el tiempo, con equivalentes o antecedentes en el periodo Clásico.

Traducción: José Luis Alonso

Imagen: Izquierda: En los soportes de esta vasija del Clásico Temprano figuran las cabezas de cuatro pecaríes que hurgan en el suelo, como sus contrapartes reales. En la frente de la cabeza de los pecaríes está un símbolo curvo que se conoce como rizo de kaban, que indica el olor de los animales. Foto: Dallas Museum Of Fine Arts. Derecha: En este glifo de un día del calendario maya está pintado, dentro de la oreja de un venado, el rizo de kaban. Dibujo: Stephen Houston.

 

Stephen Houston. Imparte la cátedra Dupee en Ciencias Sociales en la Universidad de Brown. Autor de 21 libros, es doctor por la Universidad de Yale y ha sido galardonado con la Gran Cruz de la Orden del Quetzal, la máxima condecoración de Guatemala, y con el Premio MacArthur.

Sarah Newman. Doctora por la Universidad de Brown, es profesora visitante en antropología en la Universidad de Wesleyan. Becaria de la Fulbright en Guatemala y coautora con Houston, entre otros, del libro Temple of the Night Sun, sobre exploraciones en una tumba real de El Zotz, Guatemala.

Esta publicación puede ser citada completa o en partes, siempre y cuando se consigne la fuente de la forma siguiente:

Houston, Stephen, Sarah Newman, “Flores fragantes y bestias fétidas. El olfato entre los mayas del Clásico”, Arqueología Mexicana, núm. 135, pp. 36-43.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

Fragancias y hedores en Mesoamérica. Versión impresa.

Fragancias y hedores en Mesoamérica. Versión digital.