• 20-sep-2021

El Teocalli de la Guerra Sagrada

Xavier Noguez

El Teocalli de la Guerra Sagrada y la fundación de México-Tenochtitlan

Una de las más extraordinarias esculturas líticas que se exhiben en la Sala Mexica del Museo Nacional de Antropología es el llamado Teocalli de la Guerra Sagrada. Se trata de un monolito basáltico en forma de una pirámide, con una capilla en la parte superior. Todos sus lados muestran un labrado de buena factura que, originalmente, estuvieron policromados. En general, su estado de conservación es bueno, con excepción de la sección inferior izquierda de la cara dorsal, donde se aprecia un desgaste que hace imposible reconocer el contenido iconográfico. La escultura fue descubierta a fines de julio de 1926 en los cimientos del torreón sur del Palacio Nacional, cuando se practicaban obras de reconstrucción del inmueble. Desde el siglo XIX ya se tenían noticias de su existencia. El primer y extenso análisis de la pieza fue realizado por el doctor Alfonso Caso, en 1927. Es un texto detallado, muy útil, que ha servido de base para trabajos posteriores. Sin embargo, y aunque el doctor Caso propuso algunas importantes explicaciones, todavía están por dilucidarse, con mayor precisión, su fecha de elaboración, contenido y propósito. Respecto a su cronología, se han tomado como datos diagnósticos la presencia de una xiuhuitzolli, una tiara o diadema de turquesa, y el glifo del año 2 ácatl (caña) que muestra un cordel anudado. Estos datos se han interpretado como un indicio de que fue realizado durante el reinado de Motecuhzoma Xocoyotzin, por la xiuhuitzolli, su glifo onomástico. La fecha correspondería a 1507, cuando se realizó la última ceremonia de Fuego Nuevo, la atadura simbólica de 52 años (xiuhmolpilli).

Respecto a su contenido, predomina la presencia de importantes deidades del panteón nahua; dos de ellas acompañan a un elaborado disco solar, localizado en la sección central de la capilla. Hay un Cipactli (Monstruo de la Tierra) en el piso superior, y dos escudos (chimalli) con banderas (pantli o pámitl) y dardos (tlacochtli) o flechas (mitl).

Imagen: En el Teocalli de la Guerra Sagrada se conmemora el fuego nuevo de 1507 d.C. Al lado del disco solar (a) se observa a Huitzilopochtli (b) y a Moctezuma II; el tlatoani es identificado por su glifo (c) y lleva instrumentos para el autosacrificio. Museo Nacional de Antropología. Foto: Marco Antonio Pacheco / Raíces.

Xavier Noguez. Licenciado y maestro en historia por la unam. Doctor en estudios latinoamericanos por la Universidad de Tulane. Profesor-investigador de El Colegio Mexiquense. Sus áreas de investigación son los códices del Centro de México y los orígenes de la tradición guadalupana. Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores.

Esta publicación puede ser citada completa o en partes, siempre y cuando se consigne la fuente de la forma siguiente:

Noguez, Xavier, “El Teocalli de la Guerra Sagrada y la fundación de México-Tenochtitlan” Arqueología Mexicana, núm. 169, pp. 75-77.