• 15-oct-2019

El uso de algunas plantas y animales en el pasado y el presente

Emily McClung de Tapia, Nawa Sugiyama

En el presente artículo se abordan los diversos usos de la flora y fauna por parte de los grupos indígenas mexicanos del pasado y del presente, viendo las transformaciones a lo largo del tiempo y el impacto que tuvo la conquista española en el paisaje y en la manera de concebir y explotar el entorno. La herencia de los grupos indígenas del pasado y del presente nos puede ayudar a desarrollar una estrategia de conservación para preservar bioculturalmente nuestro territorio.

 

 

El gran mosaico biológico y cultural de México

Alrededor del 10 por ciento de todos los organismos vivos de la tierra se encuentran en México; es un país extremadamente rico en biodiversidad, con una gran cantidad de especies endémicas, propias del territorio. Ocupa el tercer lugar en diversidad de flora y fauna en el mundo, el quinto lugar en especies de plantas con flor y el sexto lugar en especies endémicas. Esta gran diversidad biológica se debe a que dos de las mayores zonas biogeográficas del mundo se traslapan en el centro de México: la zona neártica en el norte y la zona neotropical en el sur. El contraste en la biogeografía de México, aunado a su relieve topográfíco, la variabilidad en las condiciones climáticas, así como la rica historia biológica y cultural del país, ha resultado en la mezcla de flora y fauna que se distinguen por su gran diversidad.

Sin embargo, dicha diversidad se encuentra actualmente amenazada por una crisis global generada principalmente por la fragmentación y la desaparición de distintos hábitats, lo que conlleva a la extinción de varias especies y con ello a la desestabilización en los ecosistemas. En muchos de los casos, hay modificaciones en la vegetación y fauna local por cambios en el uso de la tierra o por cambios ambientales; la evidencia arqueológica puede ser útil para documentar estos cambios.

Además de esta diversidad biológica, México también se caracteriza por una gran diversidad cultural, con más de ocho millones de personas que pertenecen a 64 grupos lingüísticos indígenas. En estos grupos indígenas se guarda una inmensa riqueza intangible en el conocimiento y prácticas etno-biológicas, mismas que fueron transmitidas de generación en generación y que dan cuenta de la explotación intensiva, el manejo de los recursos y su interacción con los animales desde la época prehispánica hasta el presente. De hecho, una proporción significativa de los tipos de vegetación y su distribución geográfica está estrechamente asociada con las poblaciones indígenas.

En el presente artículo nos centraremos en los diversos usos de la flora y fauna por parte de los grupos indígenas mexicanos del pasado y del presente, viendo las transformaciones a lo largo del tiempo y el impacto que tuvo la conquista española en el paisaje y en la manera de concebir y explotar el entorno. Pues después de la conquista española varias especies disminuyeron abruptamente, reduciendo su distribución geográfica. El objetivo es mostrar cómo la herencia de los grupos indígenas del pasado y del presente nos pueden ayudar a desarrollar una estrategia de conservación para preservar bioculturalmente nuestro territorio.

 

McClung de Tapia, Emily, y Nawa Sugiyama, “El uso de algunas plantas y animales en el pasado y el presente. Conservando la diversidad biocultural de México”, Arqueología Mexicana núm. 114, pp. 20-25.

 

 Emily McClung de Tapia. Investigadora del Instituto de Investigaciones Antropológicas, UNAM, y responsable del Laboratorio de Paleoetnobotánica y Paleoambiente.

 Nawa Sugiyama. Estudiante de doctorado en antropología, Peabody Museum, Harvard University, Cambridge, Massachusetts, E.U.A.

 

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar: http://raices.com.mx/tienda/revistas-las-bebidas-alcoholicas-AM114