• 20-oct-2020

Historia de un hallazgo arqueológico

Arnoldo González et al.

Hallazgos en el Templo XXI de Palenque, Chiapas

El 27 de agosto de 2002, al liberar el ángulo sureste del Templo XXI durante las exploraciones del Proyecto Arqueológico Palenque –dirigido por el arqueólogo Arnoldo González Cruz–, se detectó una laja de piedra caliza que cubría un trono de mampostería. El canto de esta pieza mostraba una breve inscripción glífica. La localización de esta laja fue el primer indicio de un descubrimiento todavía más importante. En septiembre, al ser retirado el escombro de ese sector, quedó a la vista un gran tablero, cuyo lado esculpido estaba volteado hacia el piso. Aunque estaba fragmentado, se logró recuperar aproximadamente un 95% de la escultura.

El monumento mide aproximadamente 2.20 m de largo por 70 cm de ancho y muestra a cinco personajes, identificados por textos glíficos. En el lado derecho se encuentra un ser zoomorfo que lleva un gran tocado y una capa de piel de jaguar. Se dirige hacia un dignatario identificado como Ahkal Mo’ Nahb’ (III), “Sagrado Señor de Palenque”, quien mandó labrar el tablero y construir el Templo XXI, hacia 736 d.C. En el texto se señala el nombre infantil de Ahkal III: Okib’.

Al centro, sentado en un trono y presidiendo la escena, está K’inich Janahb’ Pakal (Pakal II o el Grande), gobernante que murió medio siglo antes de que se labrara este tablero. Se le representó como acompañante de Ahkal Mo’ Nahb’, como si estuviera vivo, porque era una figura histórica de gran prestigio. El texto asociado a Pakal señala que era la encarnación o “imagen” de un gobernante legendario de Palenque que se llamó Ch’away Chaak U Kix Kan. Para nuestra sorpresa, ¡el texto principal refiere que Chaak era el ajaw de Palenque en 252 a.C.!

Del lado derecho de la escena se ve a otro dignatario identificado como Chaak Pakal K’inich, de quien se dice era “el heredero principal para ser ajaw de Palenque” (b’a ch’ok K’uhul B’aak Ajaw). Parece ser el hijo y sucesor de Ahkal Mo’ Nahb’, que en otras inscripciones se le llama U Pakal K’inich y se le menciona en el texto glífico de la laja que cubría el trono del Templo XXI. Junto a este personaje se encuentra otra representación del mismo ser zoomorfo que acompaña a Ahkal III.

El texto glífico principal ofrece datos interesantes sobre los padres de Ahkal Mo Nahb’ III. Se afirma que su madre, la señora Kinuuw Mat, era originaria de un sitio llamado Aj Ox Te’ K’uh, localidad periférica de Palenque que pudo estar ubicada en las llanuras tabasqueñas. Una inscripción de Tortuguero, Tabasco, señala que el gobernante local B’alam Ajaw atacó la población de Aj Ox Te’ K’uh en 649 d.C. Todo parece indicar que la familia gobernante de este último sitio fue asimilada por la dinastía palencana y con el paso del tiempo tomó el poder. En el tablero oeste del Templo XIX, Ahkal Mo’ Nahb’ III aparece acompañado de un dignatario llamado Sajal B’olon, también originario de Aj Ox Te’ K’uh.

El bloque izquierdo de la inscripción glífica sufrió severos daños cuando se derrumbó el edificio, ya que dos grandes piedras cayeron en esa sección. No obstante se pueden reconstruir fechas y deducir el carácter básico de los eventos.

 

Arnoldo González Cruz. Arqueólogo. Director del Proyecto Arqueológico Palenque (PAP), INAH.

Guillermo Bernal Romero. Epigrafista  Historiador, especialista en escritura maya. Colaborador del (PAP), INAH.

Miguel Ángel Vázquez del Mercado. Arqueólogo, trabajó en el Proyecto Arqueológico Palenque. Centro INAH Chiapas.

Yalo Madrigal. Arqueólogo, trabajó en el Proyecto Arqueológico Palenque. Centro INAH Chiapas.

González, Arnoldo et al., “Hallazgos en el Templo XXI de Palenque, Chiapas”, Arqueología Mexicana, núm. 58, p. 5.

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar:

https://raices.com.mx/tienda/revistas-nezahualcoyotl-AM058