• 25-oct-2021

Instrumentos musicales antiguos

Gonzalo Sánchez Santiago, Marisol Yadira Cortés Vilchis

Instrumentos sonoros prehispánicos. Hallazgos en el sur del Istmo de Tehuantepec

El istmo de Tehuantepec es la parte más estrecha del territorio mexicano con presencia humana desde periodos muy tempranos; el caso más notable es el de los olmecas, quienes alrededor de 1200 a.C. ocuparon la parte norte del istmo. A partir de la construcción de dos nuevas carreteras en el sur del istmo se emprendieron trabajos de salvamento arqueológico en sitios del valle de Jalapa del Marqués (Proyecto Salvamento Arqueológico Carretera Oaxaca-Istmo) y en el margen derecho del río Los Perros (Proyecto Salvamento Arqueológico Salina Cruz-La Ventosa).

Del material recuperado destacan los instrumentos musicales y objetos sonoros que no habían  sido  identificados como tales en investigaciones anteriores (Wallrath, 1967). Entre  los hallazgos más sobresalientes están un tambor, una flauta triple, vasijas tipo Tohil Plumbate con cascabeles y dos ocarinas de piedra, todos hallados en contextos mortuorios.

El Carrizal

La construcción del libramiento Salina Cruz-La Ventosa afectó al sitio El Carrizal, una aldea del Preclásico Tardío localizada en el margen derecho del río Los Perros. Su principal ocupación corresponde a la fase Kuak (100 a.C.-200 d.C.). Durante las exploraciones en las áreas residenciales se localizaron 61 silbatos zoomorfos manufacturados en cerámica con formas de aves; 11 ocarinas antropomorfas que portan sobre la cabeza una especie de casco, y otras que muestran a un personaje obeso con las manos colocadas sobre el abdomen; estas efigies posiblemente corresponden a jefes o sacerdotes de la aldea o tal vez representen a los jefes de cada familia.

Imagen: a) Tambor con forma de copa que formaba parte de la ofrenda de un entierro de un niño de 6 años de edad. Una membrana se colocaba sobre el borde y las percusiones se hacían en las orillas. Entierro 64, El Carrizal, Ixtepec, Oaxaca. b) Ocarina antropomorfa procedente de El Carrizal. Tiene tres orificios de digitación, dos al frente y uno atrás, que sirven para cambiar los tonos. b) Cascabel antropomorfo de cerámica que fue depositado en el entierro de un niño de dos años de edad, aproximadamente. Entierro 73, El Carrizal, Ixtepec. Fotos: Gonzalo Sánchez S.

 

Gonzalo Sánchez Santiago. Maestro en antropología social por el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (VIESAS) y etnomusicólogo egresado de la Escuela Nacional de Música de la UNAM.

Marisol Yadira Cortés Vilchis. Licenciada en arqueología por la ENAH. Desde 2004 colabora con el Dr. Marcus Winter en proyectos de investigación arqueológica en el sur del istmo de Tehuantepec.

Sánchez Santiago, Gonzalo  y Marisol Yadira Cortés Vilchis, “Instrumentos sonoros prehispánicos. Hallazgos en el sur del Istmo de Tehuantepec”, Arqueología Mexicana, núm. 113, pp. 78-81

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra edición impresa:

Palenque. Nuevos estudios, nuevos hallazgos