• 22-oct-2020

Las flores y los mayas

Ana María L. Velasco Lozano y Debra Nagao

Mitología y simbolismo de las flores

En el área maya, las flores parecen haber tenido un significado más específico, relacionado con los ancestros, como en los relieves del sarcófago de Pakal en Palenque, Chiapas, en los que se ve a los antepasados surgiendo entre flores.

Una flor recurrente en la simbología maya es la ninfea o lirio acuático, conocida como naab en maya (equivalente en maya yucateco a “lago” o “mar”), que probablemente aludía al mundo acuático como umbral hacia el inframundo, un lugar oscuro, lleno de agua y presidido por varios dioses, entre ellos el Jaguar del Lirio Acuático (GIII), vinculado entre los mayas al Sol nocturno como dios-Sol-jaguar, de acuerdo con Schele y Miller (1986, pp. 50-51). También se le asocia con la Serpiente del Lirio Acuático, que tiene pico, cuerpo de serpiente y lleva en el tocado la hoja y la flor del lirio, una de las variantes del número 13 y del periodo llamado tun, de 360 días, entre los mayas. Además, las flores, a veces de cuatro pétalos, aparecen en la indumentaria maya elaboradas en jade, como adornos para el cabello o tocados; también son representadas en relieves.

Imagen: Izquierda: La ninfea es un símbolo recurrente y aludía al umbral del inframundo. Este lugar oscuro, lleno de agua, era presidido por dioses como el Jaguar del Lirio Acuático. Códice de Dresde, p. 8. Foto: Oliver Santana / Raíces. Derecha: Entre los mayas, las flores tuvieron significados específicos. En algunas representaciones de los antepasados de Pakal -en Palenque, Chiapas- en los costados de su sarcófago surgen de entre flores. Foto: Carlos Blanco / Raíces.

 

Ana María L. Velasco Lozano. Maestra en ciencias antropológicas e investigadora en la Dirección de Etnología y Antropología Social del INAH.

Debra Nagao. Maestra en historia del arte y arqueología en la Universidad de Columbia, Nueva York.

Velasco Lozano, Ana María L. y Debra Nagao, “Mitología y simbolismo de las flores”, Arqueología Mexicana, núm. 78, pp. 28-35.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

El lenguaje de las flores prehispánicas. Versión impresa.