• 17-oct-2021

LIDAR en Dzibanché e Ichkabal

Sandra Balanzario, Francisco Estrada-Belli

Durante julio de 2017 el INAH realizó un levantamiento con tecnología LIDAR sobre un área de 103 km2 en las zonas arqueológicas de Dzibanché e Ichkabal, en el sur de Quintana Roo. Dzibanché fue reportado por el explorador británico Thomas Gann en 1927. Desde 1987 a 2010 la región fue investigada por proyectos del INAH liderados por el arqueólogo Enrique Nalda. Ichkabal fue descubierta en 1993 e investigada por primera vez en 2008 por Enrique Nalda y Sandra Balanzario. Desde 2011 un equipo encabezado por Sandra Balanzario, investigadora del Centro INAH de Quintana Roo, realiza labores de excavación y conservación en Ichkabal.

Las calzadas de la capital del reino Serpiente (Kaanu’l) Como lo había indicado Enrique Nalda, los mapas con LIDAR documentan las extraordinarias dimensiones del asentamiento prehispánico en esta zona, proporcionan una serie de datos adicionales que permiten apreciar en mayor detalle el nivel de densidad y la escala de la infraestructura urbana desde Dzibanché a Ichkabal, y demuestran que ambos estuvieron entre los centros urbanos más extensos de las Tierras Bajas mayas en el Preclásico y el Clásico.

En Dzibanché existen cuatro complejos monumentales mayores: el Grupo Principal y los complejos Tutil, Lamay y Kinichná, conectados uno con otro por medio de calzadas monumentales con lo que se forma un enorme conjunto de forma triangular de 4 km2 de extensión, uno de los más extensos en la región maya. La zona del asentamiento urbano más denso asociado a este núcleo abarca una extensión mínima de 20 km2. Más allá, gracias a una visión detallada proporcionada por la tecnología LIDAR, se pueden apreciar más claramente las características urbanísticas de una ciudad, a la que textos antiguos identifican como capital de uno de los reinos más poderosos del Clásico en las Tierras Bajas mayas, el de la dinastía Kaanu’l.

Imagen: Levantamientos con LIDAR en Dzibanché: Izquierda: Superficie de la zona urbana central, con sus conjuntos monumentales y calzadas principales. Derecha: Vegetación y suelo de los edificios 1 y 2 de la Plaza Gann. Imágenes: INAH/Estrada-Belli.

 

Sandra Balanzario. Doctora en arqueología por la ENAH. Investigadora del Centro INAH Quintana Roo. Participó en las investigaciones del Proyecto Sur de Quintana Roo con el Dr. Enrique Nalda desde 1993. Desde 2011 dirige proyectos de investigación y conservación en las zonas arqueológicas de Dzibanché, Kohunlich e Ichkabal.

Francisco Estrada-Belli. Doctor en arqueología por la Universidad de Boston. Especialista en tecnologías de teledetección aplicadas a la arqueología. Profesor investigador en el Middle American Research Institute de la Universidad de Tulane.

Esta publicación puede ser citada completa o en partes, siempre y cuando se consigne la fuente de la forma siguiente:

Balanzario, Sandra y Francisco Estrada-Belli, “Dzibanché e Ichkabal. Grandes ciudades mayas reveladas por la nueva tecnología LIDAR”, de Calakmul”,  Arqueología Mexicana, núm. 170, pp. 62-67.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

El patrimonio paleontológico en México. Mamuts, dinosaurios y otros fósiles. Versión impresa.

El patrimonio paleontológico en México. Mamuts, dinosaurios y otros fósiles. Versión digital.