• 5-dic-2020

Ritos y deidades del ciclo agrícola

Johanna Broda

La sociedad mexica era una antigua civilización agrícola. En este sentido, la ideología del Estado mexica se expresó a través de un elaborado calendario de fiestas en que las deidades del maíz ocupaban un lugar central. El ciclo de regadío aparece en los ritos subordinado al simbolismo principal del ciclo de temporal, situación que aún se reconoce hoy en día. Esta investigación propone que el ciclo de fiestas católicas impuestas después de la conquista fue adaptado en algunos aspectos a esa estructura del calendario prehispánico de rituales agrícolas.

 

Cosmovisión y observación  de la naturaleza en Mesoamérica

 

La cosmovisión mesoamericana como percepción estructurada de la naturaleza y del lugar del hombre en el cosmos, se derivaba de una observación precisa y prolongada de los fenómenos del medio ambiente, entre ellos el paisaje, el clima y los ciclos de vida de las plantas y los animales. Si bien el tema es amplio y el argumento se puede extender a toda el área cultural de Mesoamérica, con sus paisajes contrastantes al igual que los climas y la vegetación variada, en estas líneas nos referimos principalmente al Altiplano Central y a la Cuenca de México, ya que los cronistas del siglo XVI como fray Bernardino de Sahagún o fray Diego Durán –nuestra principal fuente de información– se refieren a la sociedad mexica del momento anterior a la conquista española.

La sociedad mexica era una civilización agrícola, último eslabón de sociedades mesoamericanas que habían establecido el cultivo del maíz como alimento básico, alimentación que se complementaba con el fríjol, la calabaza y una enorme riqueza de otros productos agrícolas que provenían de una milenaria historia de experimentación y observación. La ideología del Estado mexica, es decir su religión, su cosmovisión y el complejo ritual de las fiestas del calendario, se basaban también en la agricultura como el sustento básico. A partir de los ciclos agrícolas del maíz y nuevamente como herederos de las culturas que los antecedieron, los mexicas concibieron un complejo panteón de deidades íntimamente relacionadas con las actividades productivas. Este panteón estaba vinculado con el culto a la Tierra, así como con los aspectos meteorológicos del culto de la lluvia, los cerros y el mar –aunque, sin duda, existían también otros aspectos de la religión que giraban alrededor de cultos como el solar, de los astros, del fuego y de los muertos.

 

Broda, Johanna, “Ritos y deidades del ciclo agrícola”, Arqueología Mexicana núm. 120, pp. 54-61.

 

Johanna Broda. Doctora en etnología, investigadora del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM y profesora de posgrado en la UNAM y la ENAH. Especialista en calendarios, ritual y cosmovisión mexicas, así como de temas de ritualidad agrícola en la etnografía actual.

 

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar: http://raices.com.mx/tienda/revistas-la-agricultura-en-mesoamerica-AM120