• 11-jul-2020

Rumbos y ejes cósmicos en Edzná

Antonio Benavides C.

Edzná, Campeche. La casa de los itzaes

El centro de Edzná se halla en la Plaza Principal, amplio espacio delimitado al poniente por el Nohochná, al norte por la Plataforma de los Cuchillos, al sur por el Juego de Pelota y el Templo del Sur, y al este por la mencionada Gran Acrópolis.

Esta orientación de la plaza en relación con los puntos cardinales no es fortuita. En la cosmovisión maya precolombina los rumbos estaban asociados a determinadas deidades, colores, aves, animales y conceptos religiosos, de modo que todo ello estaba estrechamente ligado a la vida cotidiana.

De manera similar a otras importantes capitales mesoamericanas, en Edzná hubo un interés por plasmar físicamente algunos fenómenos celestes, tales como solsticios, equinoccios y tránsitos cenitales. El sitio se ubica en los 19º35’ de latitud norte, posición similar a la de Teotihuacan, en el centro de México, así como a las de Tabasqueño y Dzibilnocac, en territorio campechano.

La primera configuración axial o relación entre inmuebles es la línea imaginaria que pasa por: 1) el centro del Edificio de los Cinco Pisos; 2) el centro del vano de acceso al patio principal de la Gran Acrópolis; 3) el centro del Nohochná (Estructura 424), y 4) el centro de la Estructura 501, edificio localizado al poniente del anterior.

Esa línea o eje marca los 285.5°, es decir, un ángulo de 15.5° al norte del poniente. Dicha orientación corresponde a la puesta del sol del día 13 de agosto, fecha en la que los mayas pensaban había comenzado su calendario (tres milenios atrás) y, por ende, todo cuanto existe. Para ellos era una fecha equivalente, con las diferencias del caso, al día de la creación de la religión cristiana.

Otro eje significativo es el que une al Edificio de los Cinco Pisos con la estructura llamada La Vieja Hechicera, que se encuentra prácticamente a un kilómetro de distancia. Esta línea pasa por los 300° azimutales, es decir, corresponde al paso de la luna, lo cual nos indica que en Edzná también se efectuaban observaciones lunares desde tiempos remotos.

 

Antonio Benavides C. Arqueólogo de la ENAH con maestría en antropología. Investigador del Centro INAH-Campeche.

Benavides C., Antonio, “Edzná, Campeche. La casa de los itzaes”, Arqueología Mexicana, núm. 18, pp. 26-31.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra edición impresa:

Mayas de Campeche