• 22-oct-2020

Tributación de turquesas

Emiliano Ricardo Melgar Tísoc

Las turquesas en el Templo Mayor de Tenochtitlan. Piedras de fuego y emblemas de poder

De acuerdo con la Matrícula de Tributos y el Códice Mendocino, tres provincias (Quiyauhteopan, Yohualtepec y Tochpan) tributaban materiales pétreos azules a Tenochtitlan: una cazuela con turquesas, un paquete con diez máscaras, dos collares y dos discos de mosaicos. Debido a que estos señoríos se encuentran en la Mixteca Baja, la Montaña de Guerrero y la Huasteca veracruzana, se ha planteado que estas piezas pudieran ser de manufactura mixteca o huasteca. Sin embargo, haciendo un recuento de los objetos de turquesa hallados en esas regiones, encontramos que son sumamente escasos en Guerrero y Veracruz, pero muy abundantes en Oaxaca y Puebla.

Al comparar los materiales tributados con las turquesas recuperadas en las ofrendas del Templo Mayor de Tenochtitlan, llama la atención que prácticamente no se han recuperado objetos similares a los referidos en los documentos históricos, ya que salvo un par de sartales y dos discos, no hay cazuelas con turquesas ni máscaras de madera decoradas con teselas. Su escasez en las ofrendas puede deberse a que no todos los bienes preciosos enviados a Tenochtitlan eran depositados como ofrendas en el Templo Mayor, ya que pudieron haber sido empleados para otro fines, como su consumo por parte de las elites y de los gobernantes mexicas, ya que las insignias de turquesa servían para expresar su poder y estatus (Olko, 2005). Además, uno de los sartales pertenece a la etapa II (1375-1428 d.C.), cuando los mexicas todavía estaban bajo el dominio de Azcapotzalco. En el caso de los discos, las fuentes señalan que eran los huastecos quienes tributaban, aunque no hay evidencias de este tipo de objetos en aquella región, por lo cual debieron adquirirlos con otros grupos.

 

Emiliano Ricardo Melgar Tísoc. Doctor en antropología por la UNAM. Investigador del Museo del Templo Mayor. Coordinador del proyecto “Estilo y tecnología de los objetos lapidarios en el México antiguo”.

Melgar Tísoc, Emiliano Ricardo, “Las turquesas en el Templo Mayor de Tenochtitlan. Piedras de fuego y emblemas de poder”, Arqueología Mexicana, núm. 141, pp. 68-73.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra ediciones impresa o digital:

La turquesa. Versión impresa.

La turquesa. Versión digital.