• 18-sep-2020

Un umbral al inframundo

Pamela Lara Tufiño, Salvador Estrada Apátiga

Manantial Media Luna. Un umbral al inframundo

Entre los extensos valles que conforman la región denominada Zona Media o Cuenca de Río Verde, en el estado de San Luis Potosí, se localiza un manantial de aguas cristalinas que durante más de mil años ha resguardado en su interior evidencia arqueológica única en el área. Figurillas, vasijas, restos óseos y piezas líticas han permanecido dentro del venero y revelado su importancia ritual. Por mucho tiempo se consideró que fueron grupos de filiación huasteca los que depositaron y arrojaron objetos intencionalmente en el cuerpo de agua, sin embargo, los estudios de Heldman y Michelet sugieren que se trataba de un grupo cultural local, el cual no había sido debidamente estudiado. En sus investigaciones sobre la cultura de Río Verde, ambos arqueólogos reconocieron la importancia del manantial Media Luna como espacio religioso para un periodo que comprende desde 200 d.C. hasta 1000 d.C.

Investigaciones arqueológicas

Al igual que muchos cuerpos de agua del país, las primeras exploraciones en Media Luna fueron realizadas por buzos deportivos, quienes se sumergían en el manantial con el fin de explorarlo y extraer objetos arqueológicos o fósiles. Fue hasta 1981 y 1982 que el entonces Departamento de Arqueología Subacuática llevó a cabo actividades de investigación propiamente arqueológica. Pilar Luna y Juan Riqué fueron los arqueólogos que coordinaron dichos trabajos de prospección y excavación subacuática. Después de 34 años, la actual Subdirección de Arqueología Subacuática retomó los estudios del lugar y creó el Proyecto Arqueológico Media Luna. Durante cuatro años, y en colaboración con especialistas de diversas disciplinas e instituciones, se han llevado a cabo prospecciones y excavaciones subacuáticas en el manantial con el objetivo de registrar, recuperar y analizar materiales que apoyen la reconstrucción histórica del sitio. Los resultados han permitido la generación de nuevas propuestas de interpretación sobre los actos rituales que se realizaban dentro y en los alrededores del manantial, además de incrementar el conocimiento sobre los grupos que habitaron la Cuenca de Río Verde.

 

Pamela Lara Tufiño. Arqueóloga por la Escuela Nacional de Antropología e Historia. Investigadora de la Subdirección de Arqueología Subacuática. Directora del Proyecto Arqueológico Media Luna. Línea de investigación: contextos prehispánicos sumergidos.

Salvador Estrada Apátiga. Antropólogo físico por la Escuela Nacional de Antropología e Historia. Investigador de la Subdirección de Arqueología Subacuática. Línea de investigación: estudios tafonómicos en contextos sumergidos.

Lara Tufiño, Pamela y Salvador Estrada Apátiga, “Manantial Media Luna. Un umbral al inframundo”, Arqueología Mexicana, núm. 164, pp. 34-39.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

Arqueología subacuática en México. Versión impresa.