• 13-may-2021

Un cráneo para las deidades

Jorge Arturo Talavera González et al.

Un cráneo tzompantli en Santa María Cuepopan

Durante las obras de revitalización del Centro Histórico, arqueólogos de la Dirección de Salvamento Arqueológico recuperaron un cráneo en la calle de Pensador Mexicano, frente al mercado 2 de Abril, en la colonia Guerrero, lugar que fue parte del antiguo barrio de Santa María Cuepopan.

Este elemento óseo resultó ser un cráneo tzompantli, objeto obtenido por lo regular de individuos sacrificados, el cual era exhibido en altares y usado en ceremonias dedicadas a algunos dioses tenochcas durante rituales religiosos.

El cráneo corresponde a un adulto de 25 a 30 años de sexo masculino, el cual fue hervido para hacerlo más resistente y tiene marcas de corte que han sido interpretadas como desollamiento para quitar la cara y el cuero cabelludo, por medio de algún instrumento cortante, como navajas o bifaciales.

El cráneo presentó huellas de hiperostosis porótica activa en ambos parietales y en el occipital, con criba orbitaria activa en el techo de las órbitas. Ambos padecimientos se asocian a la falta de absorción de hierro en la dieta. En la parte interna de la calota, junto a la sutura sagital de ambos parietales y cercanos a la sutura coronal, se observan corpúsculos aracnoideos o de Pacchionni, vinculados con dolor de cabeza y migraña.

También contó con plagiocránea asimétrica hacia el lado derecho, la cual se da como resultado de la fusión prematura de las suturas coronal o lamboidea y es un trastorno caracterizado por el aplastamiento lateral del cráneo. Además, presentaba protrusión del maxilar, un crecimiento del maxilar hacia adelante con los incisivos salidos de la comisura de los labios. Éste es un ejemplo evidente de que en el México prehispánico se seleccionaba a ciertos individuos por sus características anatómicas o deformidades, para ser sacrificados a una determinada deidad y sus restos, como en este caso, eran exhibidos en el tzompantli, como máscaras-cráneo o cráneos grabados.

Imagen: Cráneo tzompantli localizado en Pensador Mexicano, Centro Histórico de la Ciudad de México, antiguo Barrio de Santa María Cuepopan: a) norma lateral izquierda, b) norma frontal, c) protrusión del hueso maxilar, d) marcas de corte sobre el eje sagital del cráneo, e) norma superior en la que se aprecia la plagiocránea asimétrica. Fotos: Cortesía Jorge Arturo Talavera González.

 

Jorge Arturo Talavera González, Marlen Palacios López, Daniel Santos Hipólito, todos laboran en la Dirección de Salvamento Arqueológico del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Talavera González, Jorge Arturo et al., “Un cráneo tzompantli en Santa María Cuepopan”, Arqueología Mexicana, núm. 166, pp. 10-11.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

Los Libros del Chilam Balam. Versión impresa.

Los Libros del Chilam Balam. Versión digital.