• 18-sep-2021

El jaguar y los dioses

Guilhem Olivier

Si bien el jaguar fue el doble por excelencia de Tezcatlipoca, lo encontramos también asociado con otras deidades, en primer lugar con Tláloc. En un famoso ensayo, Miguel Covarrubias estableció una filiación entre el jaguar olmeca y el dios mexica de la lluvia. En los códices, Tláloc lleva en ocasiones vestimentas de piel de jaguar o incluso una cabeza de felino como yelmo. El mismo Tepeyóllotl ostenta atavíos característicos del dios de la lluvia, como su tocado de papel. El jaguar, las cuevas y Tláloc nos remiten a imágenes de lluvia y fecundidad, cuyo modelo mítico es Tlalocan-Tamoanchan. La proximidad e incluso la confusión entre Tepeyóllotl y Tláloc se manifiesta por los significados de sus nombres. En efecto Tláloc significa “Aquel que está hecho de tierra”, “Aquel que es la encarnación de la tierra”, etimologías cercanas a la de Tepeyóllotl, “Corazón del Monte”.

Tezcatlipoca no es del todo ajeno a estos conceptos: en efecto, se le ofrecía, como a Tláloc, sacrificios de niños para conseguir la lluvia. Además, los informantes de Sahagún afirmaban que Tezcatlipoca “daba a los hombres todo lo que ellos reclamaban, aquel por lo que existe la vida, lo que se bebía”. Por último, el “Señor del espejo humeante” aparece a veces con una manta de red, atavío que ha sido relacionado con las redes llenas de nubes que cargan los dioses de la lluvia, pero también con jaguares vestidos con red (“jaguares reticulados”) que, en Teotihuacan, están asociados con el agua y la fertilidad.

 

Guilhem Olivier. Doctor en historia, investigador en el Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM  y encargado de conferencias en la École Pratique des Hautes Études en París. Especialista en religión prehispánica.

Esta publicación puede ser citada completa o en partes, siempre y cuando se consigne la fuente de la forma siguiente:

Olivier, Guilhem, “El jaguar en la cosmovisión mexica”, Arqueología Mexicana, núm. 72, pp. 52-57.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

El jaguar. Versión impresa.