• 12-abr-2021

Incensarios teotihuacanos en Tlaxcala

Ramón Santacruz Cano y Aurelio López Corral

El hallazgo es muy relevante para la arqueología poblano-tlaxcalteca pues ambas vasijas están asociadas a un grupo de estructuras con el estilo arquitectónico del “complejo de tres templos”, un patrón que fue institucionalizado en la urbanización de Teotihuacan. El conjunto de Quimicho, Tlaxcala, consiste de un patio cuadrangular con un altar al centro, limitado al norte, oriente y poniente por tres basamentos con fachadas frontales en talud-tablero y escalinatas flanqueadas por alfardas. Además del evidente estilo arquitectónico teotihuacano, también registramos una proporción relativamente alta de cerámica Anaranjado Delgado del sur de Puebla, así como artefactos de obsidiana verde de la Sierra de Pachuca, ambos bienes marcadores diagnósticos de actividades comerciales relacionadas con el periodo de dominio de Teotihuacan.

Ambos incensarios, cuya iconografía y decoración son muy semejantes a las de incensarios hallados en Teotihuacan y a elementos glíficos plasmados en la pintura mural teotihuacana, fueron depositados a manera de ofrenda en el altar central del conjunto, aunque en diferentes momentos. Mediante su asociación con tipos cerámicos del periodo, y con el fechamiento por radiocarbono de dos muestras de carbón tomadas de los rellenos del altar, hemos datado a los incensarios de Quimicho entre 315 y 436 d.C., ubicándolos así en la segunda mitad de la fase Tenanyecac de la secuencia cultural de Tlaxcala, y serían contemporáneos con el dominio teotihuacano durante las fases Tlamimilolpa (250-450 d.C.) y Xolalpan (450-550 d.C.) de Teotihuacan. La ocupación de Quimicho coincide con la consolidación del “bloque teotihuacano” y el control teotihuacano de la ruta comercial en el norte de Tlaxcala, a través de la cual se intercambiaron diversos bienes de prestigio y riqueza.

 

Ramón Santacruz Cano. Arqueólogo por la ENAH y doctor por el Instituto de Ciencias Jurídicas del Puebla. Investigador del Centro INAH Tlaxcala y codirector de los proyectos arqueológicos Tepeticpac y Tizatlán. Sus intereses abarcan las poblaciones indígenas de Tlaxcala y la conservación y legislación del patrimonio arqueológico.

Aurelio López Corral. Doctor en arqueología por Penn State University. Investigador del Centro INAH Tlaxcala y codirige el Proyecto Arqueológico Tepeticpac. Se especializa en la economía doméstica y política prehispánicas, el desarrollo de los sistemas agrícolas mesoamericanos y la iconografía de la cerámica tipo códice del Posclásico Tardío.

 

Esta publicación puede ser citada completa o en partes, siempre y cuando se consigne la fuente de la forma siguiente:

Santacruz Cano, Ramón y Aurelio López Corral, “¿Un enclave teotihuacano en Tlaxcala? Hallazgo de dos incensarios tipo teatro en Quimicho”, Arqueología Mexicana, núm. 167, pp. 22-27.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

Arqueología de Aguascalientes. Versión impresa.

Arqueología de Aguascalientes. Versión digital.