• 21-sep-2021

La derrota de Tenochtitlan en El Lienzo de Tlaxcala

Federico Navarrete et al.

Cómo se destruye un centro cósmico

El Lienzo de Tlaxcala puede y debe ser analizado como un conjunto visual, una gigantesca composición de más de 90 imágenes, organizada de acuerdo con las reglas de los manuscritos pictográficos mesoamericanos. Un elemento clave, señalado por Byron Hamman, es la posición central que ocupa la escena del cerco y sitio a México- Tenochtitlan en 1521. Esta posición le confiere una gran significación, pues muchas historias gráficas mesoamericanas concentran el foco visual y narrativo en ese lugar.

En ese recuadro se ve la capital mexica figurada como una gran pirámide, es decir, como un centro religioso “pagano”, en una isla rodeada por el lago de Texcoco. En las aguas del lago se aprecian cuatro embarcaciones con guerreros dispuestos a defender la ciudad. En las cuatro esquinas están las ciudades que fueron tomadas antes de avanzar hacia Tenochtitlan, y desde las cuales tlaxcaltecas y españoles prepararon el ataque. Cuerpos desmembrados en el suelo dejan clara la victoria de los aliados, como en todas las escenas de conquista de El Lienzo.

La escena es, pues, un mapa de la Cuenca de México dentro del gran mapa de la Nueva España que es El Lienzo de Tlaxcala. De acuerdo con la lógica mesoamericana, está organizado también conforme a la tradicional figura del quincunce. Estas figuras como cruces suelen representar un centro cósmico y ritual, rodeado por cuatro partes que componen su cosmos. Son usadas, generalmente, para afirmar el poderío y sacralidad de ese lugar. En este caso, sin embargo, el sentido es inverso: marcar su destrucción definitiva por medio de la violencia. Por eso, Gordon Brotherston, gran estudioso de este códice, lo ha llamado un quincunce al revés. Se trata de una representación poderosa de la derrota de los mexicas a manos de los tlaxcaltecas y los españoles.

Imagen: Izquierda: Sitio de México-Tenochtitlan representado como un quincunce: al centro se encuentra una pirámide, símbolo de la capital mexica, y en las esquinas aparecen las ciudades desde las cuales se preparó el ataque. Copia de El Lienzo de López-Chavero, lám. 42. Dibujo: Camilo Moncada. Derecha: Sitio de México-Tenochtitlan. Los cuerpos desmembrados en el suelo dejan clara la victoria de los aliados, como en todas las escenas de conquista del documento. Copia de El Lienzo de Yllanes, recuadro R. Foto: Biblioteca Nacional de Antropología e Historia.

Federico Navarrete Linares. Doctor en estudios mesoamericanos, investigador en el Instituto de Investigaciones Históricas, UNAM. Especialidades: la historia de los pueblos indígenas de América y sus relaciones con los europeos y africanos y las prácticas de discriminación y racismo que se han establecido en las diferentes naciones americanas hasta el presente.

Antonio Jaramillo Arango. Historiador de la Universidad de los Andes de Bogotá y doctor en estudios mesoamericanos por la UNAM. Realizó una estancia posdoctoral en el Insituto de Investigaciones Históricas de la UNAM sobre navegación indígena en época colonial. Actualmente colabora con la Red de Artes Vivas y es profesor del Politécnico Grancolombiano.

Margarita Cossich Vielman. Maestra y candidata a doctora en estudios mesoamericanos de la UNAM. Licenciada en arqueología por la Universidad de San Carlos de Guatemala. Intereses: historia de las poblaciones nahuas de Centroamérica; la escritura jeroglífica y alfabética en náhuatl en códices y documentos coloniales tempranos. Coordinadora de “UNAM -Conquista” del proyecto “Noticonquista” de la UNAM.

Esta publicación puede ser citada completa o en partes, siempre y cuando se consigne la fuente de la forma siguiente:

Navarrete, Federico, Antonio Jaramillo y Margarita Cossich, “Cómo se destruye un centro cósmico”, Arqueología Mexicana, núm. 169, pp. 38-41.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital: