• viernes, 18 de enero de 2019

La guerra

Enrique Vela

Era una actividad fundamental para la ciudad. Por esa vía los mexicas habían conseguido su primacía sobre las ciudades de la Cuenca de México y posteriormente la expansión de sus dominios. La eficiente estructura militar de los mexicas les permitía asegurarse el flujo de productos a la ciudad y era por ello un importante factor de desarrollo económico. Pero con ser esta la causa primera del hacer guerrero, no era en modo alguno su justificación, también había consideraciones como la defensa del prestigio de la ciudad y el mantenimiento del orden establecido. Entre los objetivos de las campañas militares estaba la captura de víctimas para el sacrificio.

El mando de las fuerzas militares estaba a cargo del tlacatéccatl, responsable de las tropas, y el tlacochcálcatl, del armamento. El grueso de la tropa estaba conformado por los macehualtin –cada calpulli constituía un cuerpo dirigido por el tecuhtli–, y había órdenes militares y un alto mando formado por nobles. Por la participación en las campañas militares no había un pago, pues era una forma de tributo al Estado.

 

Enrique Vela. Arqueólogo por la ENAH, editor, desde hace 30 años trabaja en el ramo editorial.

 

Vela, Enrique, “La guerra”, Arqueología Mexicana, edición especial núm. 75, p. 15.

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar:

https://raices.com.mx/tienda/revistas-aztecas-ES075