• 20-jun-2021

La nobleza mexica en la Noche Triste

María Castañeda de la Paz

 

La huida de la nobleza en la Noche Triste

Moctezuma tuvo varias mujeres y, por consiguiente, numerosos hijos. Fray Diego Durán nos cuenta que algunos fueron sacados de la isla en los momentos previos a la Noche Triste, ante la orden de Cuauhtémoc de matar a todas sus mujeres e hijos con el fin de acabar con su estirpe, por haberse puesto del lado de los españoles. Los afortunados fueron aquellos hijos de madres de otros pueblos, como fue el caso de don Martín, don Pedro y doña Francisca Moctezuma, cuyas progenitoras eran de Texcoco, Tula y Ehecatepec (hoy Ecatepec), respectivamente. A los hijos de madres tenochcas les tocó vivir momentos verdaderamente duros: la muerte de su padre, el asedio de su propio pueblo y la huida de la isla en medio de la noche, donde se libraron cruentas batallas. Estos hijos fueron: a) Isabel y Axayácatl, cuya madre era Tecalco, hija del tlatoani Ahuízotl; b) Marina y María, hijas de Acatlan, que al parecer era una nieta del cihuacóatl Tlacaelel, hermano de Moctezuma Ilhuicamina; c) Chimalpopoca, del que no se revela la identidad de su madre. No obstante, y a excepción de Chimalpopoca, los conquistadores nunca dieron los nombres de estos vástagos.

El cronista Bernal Díaz del Castillo dice, por ejemplo, que con Moctezuma vivían un hijo y dos hijas. Tan sólo mencionó que una de ellas la dio a Cortés en matrimonio, pero que éste la adoptó como hija por hallarse casado. No obstante, es probable que esa mujer fuese la que Cortés dejó a resguardo en Tacuba cuando fue a la costa a enfrentar la llegada de Pánfilo de Narváez, aunque los que ya se habían manifestado contra la presencia española la tomaron presa y parece que la mataron. En cuanto al hijo de Moctezuma, es posible que se tratase de Chimalpopoca, por ser al que el huey tlatoani se refirió poco antes de morir, según el relato del conquistador Bernardino Vázquez de Tapia. Siguiendo dicho relato, Moctezuma le rogó a Cortés que, a cambio de los servicios y las buenas obras que le había hecho al rey de España, lo favoreciese y mirase por él, por ser su heredero y el que había de ser su sucesor. De la otra hija nada se dijo.

Imagen: Moctezuma Xocoyotzin frente a sus hijos Isabel Moctezuma y Pedro Tlacahuepan, como indican sus glifos onomásticos. El glifo de ella es el que le da nombre a su padre, una xihuitzolli o diadema de turquesa; el de él es la representación de una cabeza de persona para indicar la palabra “señor” (tlaca-tl) sobre una viga (huepan-tli). Códice Cozcatzin, f. 1v. Foto: Oliver Santana / Raíces.

María Castañeda de la Paz. Doctora en historia por la Universidad de Sevilla, España. Investigadora del IIA de la UNAM. Estudia la historia indígena prehispánica y colonial del Centro de México, y se especializa en la nobleza, la heráldica, la cartografía y los códices históricos indígenas.

Esta publicación puede ser citada completa o en partes, siempre y cuando se consigne la fuente de la forma siguiente:

Castañeda de la Paz, María, “Lealtades y desavenencias entre la nobleza indígena durante la conquista de Tenochtitlan”, Arqueología Mexicana, núm. 163, pp. 42-47.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra ediciones impresa o digital:

La Noche Triste de 1520. Versión impresa.