• 17-oct-2021

Ni “réplicas” ni “duplicaciones”

Leonardo López Luján

A Patricia Ledesma

Retrospectivas mesoamericanas

Sabemos bien que, más tarde, esos artistas cumplían con celo la misión de recrear en la plástica de su capital insular desde objetos simples hasta complejos arquitectónicos ornados con pinturas y esculturas. De esa manera, la recuperación de la cultura material de civilizaciones desaparecidas encontró en la imitación su mejor forma expresiva. Pero nunca se trató de “réplicas” ni de “duplicaciones”, sino de evocaciones sumarias de estilos antiguos que se imbricaban armónicamente con elementos estéticos modernos. En sus revivals o “retornos”, los mexicas no usaron las mismas materias primas que sus antecesores, ni tampoco reprodujeron con exactitud sus soluciones técnicas, dimensiones, cánones o iconografía.

... Por su parte, de la corriente neoxochicalca existen numerosos ejemplos escultóricos, muchos de los cuales parecen haber sido creados en las ciudades del sur de la Cuenca de México, particularmente en la región de Chalco-Xochimilco. Baste, empero, con aludir aquí a una pequeña placa de piedra verde hallada atrás de la Catedral Metropolitana. Reconocemos en ella una prueba fehaciente del viaje que un artista anónimo del Posclásico Tardío emprendió a las ruinas de Xochicalco del Epiclásico. Entonces, como ahora, estaban expuestos a las miradas de los visitantes los relieves del muy fotogénico Edificio de las Serpientes Emplumadas, donde rítmicamente se repite la efigie de quien ha sido identificado como el gobernante 9 Lagarto. Y es él quien claramente está plasmado en esta placa varios siglos más tardía. Aunque el lapidario que la elaboró no replicó la posición de las manos ni figuró el cojín sobre el que está sentado dicho dignatario, sí copió la postura general del cuerpo, la vista de perfil de uno de los pies, el tocado reptiliano y la voluta del habla. En contraste, figuró las manos con dedos rollizos, a manera de guantes, en un purísimo estilo mexica de la fase imperial.

Imagen: a, b) Placa de piedra verde con personaje sentado en flor de loto, Tenochtitlan. Evocación mexica de estilo neoxochicalca (ca. 1440-1521 d.C.), recinto sagrado. Museo Nacional de Antropología, Ciudad de México. Foto: Leonardo López Luján. Dibujo: Javier Urcid y Elbis Domínguez (2019). c, d) Modelo original del periodo Epiclásico (650-900 d.C.). Edificio de las Serpientes Emplumadas, Xochicalco, Morelos. Foto: Carlos Blanco / Raíces. Dibujo: Javier Urcid y Elbis Domínguez (2019).

 

Leonardo López Luján. Doctor en arqueología por la Universidad de París Nanterre y director del Proyecto Templo Mayor del INAH. Miembro de El Colegio Nacional.

Esta publicación puede ser citada completa o en partes, siempre y cuando se consigne la fuente de la forma siguiente:

López Luján, Leonardo, “Periodo prehispánico. Centro de México (1440-1521)”, Arqueología Mexicana, Edición especial, núm. 99, pp. 10-29.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

Arqueología y artes plásticas en México (1440-1821). El pasado imaginado. Parte1. Versión impresa.

Arqueología y artes plásticas en México (1440-1821). El pasado imaginado. Parte1. Versión digital.