• domingo, 24 de junio de 2018

Relaciones Religiosas olmecas en Chiapas

Las grandes ofrendas de hachas y seudo-hachas enterradas a la usanza olmeca en San Isidro, ahora bajo aguas de la Presa Malpaso, son ejemplos del respeto que tuvieron los zoques de Chiapas por los conceptos cosmológicos olmecas; en este caso se trata realmente de regiones cercanas, ya que sólo las separan alrededor de 80 km, por un camino sobre buen terreno y pocos ríos grandes que cruzar.

De acuerdo con la tradición etnográfica de Mesoamérica y el suroeste de Estados Unidos, las figurillas con representaciones de seres sobrenaturales como dioses se utilizan sobre todo en altares domésticos; es una especie de culto privado, pero también sirven para educar a los hijos acerca de las características de los dioses mismos. A muchas de las pequeñas esculturas olmecas en piedra y barro se les puede atribuir la misma función, pues hoy en día acuden peregrinos a los santuarios y regresan a sus casas con pequeñas reliquias de los templos para colocarlas en su altares privados. El occidente de Chiapas está lleno de esas figurillas, que muy probablemente pudieron haber llegado ahí, una por una, en el morral de peregrinos que regresaban de los grandes centros olmecas de Veracruz y Tabasco, ya fuera como recuerdos o como reconocimiento al poder político de los olmecas.

Las figurillas tipo A de Chiapa de Corzo, más que atributos estilísticos olmecas muestran rasgos naturales y representan una relación mucho más estrecha, ya que los ejemplos de este sitio y los de La Venta no pueden considerarse de manera separada sin confirmar su procedencia, en vista de su gran similitud. Ahora los investigadores de este sitio estamos de acuerdo en que hay un entierro en el Montículo 17 que pertenece a una mujer olmeca de linaje real, que seguramente llegó al sitio por medio de una alianza matrimonial que buscaba afianzar las relaciones políticas entre las comunidades del interior de la Depresión Central y el gobierno central olmeca de Veracruz y Tabasco, sobre todo de La Venta.

Vasijas y figurillas olmecas de Cantón Corralito, Chiapas. En este sitio se encuentra la evidencia más abundante de la influencia olmeca en la región. Son tan abundantes los materiales, que se le ha considerado como una colonia del sitio de San Lorenzo, Veracruz.

 

Tomado de Thomas A. Lee WhiTing, “Los olmecas en Chiapas”, Arqueología Mexicana 87, pp. 66-70.

 

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar:

http://raices.com.mx/tienda/revistas-cultura-olmeca-AM087