• 19-sep-2021

Tajín y las canchas de juego de pelota

Annick Daneels

Las excavaciones

Las excavaciones en Tajín sugieren que muchas de las canchas no estaban abiertas, como se pensaba, sino cerradas; toda vez que los muretes son bajos, estaban ocultos bajo el escombro de las ruinas de los edificios y por eso no se apreciaban antes de la excavación. Lo mismo se registró en Carrizalito, que tuvo la particularidad de presentar muros terminales curvos. Esta cancha, inserta en una traza de plano estándar, es hasta ahora la más temprana excavada en el centro de Veracruz: por asociación cerámica, corresponde al Protoclásico (100 a.C. a 100 d.C.), lo que coincide con la fecha atribuida al entierro de yugos “matados” del vecino sitio de Carrizal.

De particular relevancia para la lectura de la iconografía del ritual del juego de pelota fue la excavación y anastilosis durante el proyecto Tajín (1988-1992) del pequeño edificio adosado a la pirámide que sirve de cabezal al Juego de Pelota I (formado por los edificios 5 y 6), famoso por su serie de relieves. Se trata de un adoratorio de piedras megalíticas que es idéntico, con todo y cisterna, al que aparece en los relieves centrales. Esto sugiere que la cancha sirvió de escenario no sólo para la realización del sacrificio, como se representa en el relieve sureste, sino también para la representación mítica de petición que le sigue, que termina en el autosacrificio por perforación del pene del dios del agua.

Otro hallazgo interesante son los temazcales asociados o cerca de canchas, cuando menos en Tajín, Cuajilote y Los Ídolos, lo cual confirma su uso en actividades relacionadas con el juego, como lo muestran varios ejemplos arqueológicos (por ejemplo, en Ranas, Toluquilla, Xochicalco, Piedras Negras y Chichén Itzá) y los reportes de los cronistas y los etnólogos.

Imagen: Escena del tablero de piedra donde se ve al dios del agua perforándose el pene para llenar la cisterna. Tablero 2. Juego de Pelota Sur. Zona arqueológica de Tajín, Veracruz. Foto: Guillermo Aldana / Raíces.

 

Annick Daneels. Doctora en arqueología por la Universidad de Gante y en antropología por la UNAM. Investigadora del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM. Dirige desde 1981 un proyecto arqueológico en el centro de Veracruz. Se especializa en el papel del ritual del juego de pelota en el desarrollo de la cultura del centro de Veracruz, y su impacto en el resto de Mesoamérica durante el Clásico.

Esta publicación puede ser citada completa o en partes, siempre y cuando se consigne la fuente de la forma siguiente:

Daneels, Annick, “El juego de pelota en el centro de Veracruz”, Arqueología Mexicana, núm. 146, pp. 40-45.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

El juego de pelota en Mesoamérica. Versión impresa.

El juego de pelota en Mesoamérica. Versión digital.