• 13-sep-2019

Tetzcotzinco, Estado de México

El cerro del Tetzcotzinco alberga una de las obras de ingeniería hidráulica más notables de la época prehispánica, la cual estaba formada por canales, acueductos y depósitos de agua. Según las fuentes del siglo XVI, este complejo habría sido mandado a construir por Nezahualcóyotl, gobernante texcocano, a quien se atribuyen otras grandes obras hidráulicas como el acueducto de Chapultepec y el dique que separaba las aguas saladas de las dulces en el lago de Texcoco. Nezahualcóyotl lo habría planeado para alimentar tanto los renombrados jardines que se encontraban en la cima del cerro, como para, en menor medida, surtir del vital líquido a una parte de las tierras aledañas al cerro.

Aunque popularmente se le conoce como los “Baños de Nezahualcóyotl”, este sitio ubicado en una prominencia cercana a Texcoco, capital del reino Acolhua y una de las ciudades más relevantes del Posclásico Tardío (1200- 1521 d.C.), en realidad es un lugar en el que además de los elementos asociados al traslado, almacenamiento y uso del agua, se localizan restos de un palacio al que se supone el famoso señor de Texcoco solía retirarse para meditar y ayunar. Con todo lo impresionante que resulta hoy en día observar los restos tallados en la roca del cerro de acueductos, pilas, escaleras, cuartos, etc., el visitante ha de considerar que en su época de esplendor la cima del Tetzcotzinco lucía el verdor de plantas nativas y de otras regiones que eran cultivadas con esmero, que albergaba multitud de aves y que por los canales fluía el agua traída por un acueducto de unos 6 km de largo desde un manantial de la sierra al oriente del sitio. En aquel entonces, además, la piedra hoy desnuda lucía en distintas partes imágenes grabadas que aludían, entre otros motivos, a distintos momentos en la vida de su constructor, Nezahualcóyotl, y a las ciudades del dominio acolhua.

 

Baño de la Reina

Constituye la parte final del Sistema Acueducto Tetzcotzinco. Está compuesto por varias plataformas, una con una tina cilíndrica –cuyo interior está labrado completamente en la roca– de aproximadamente cinco metros de diámetro y con una escalinata para llegar al fondo; además, tiene dos vertederas de piedra labrada y una escultura de una rana decapitada. Es probable que en la plataforma superior hubiera algunas crujías que funcionaran como templo.

Escalinata monolítica

Labrada en la roca, conduce al Baño de la Reina y es posible que, como el resto de los elementos, tenga una orientación astronómica. Un poco más arriba hay una escultura destruida de un lagarto; subiendo por la parte norte se encuentra otro recinto labrado en la roca, con algunos restos de esculturas en el piso

Baño del Rey

Se trata de una tina monolítica labrada directamente sobre la roca con algunos relieves en forma de greca. Más abajo se encuentran unas escalinatas también labradas sobre la roca que llevan al Palacio.

Plaza de danzas

Se trata de una plataforma cuadrangular con un trono monolítico y una cueva.

Palacio

Debido a su ubicación, se halla mejor resguardado del viento que la parte de arriba del cerro. Es probable que este lugar fuera un área de servicio para Nezahualcóyotl.

Subsistema Acueducto

Originalmente, el acueducto se extendía por aproximadamente 8 km y comenzaba en el nacimiento de agua del manantial de Texapo. Se conservan sólo algunas partes de este susbsistema, entre ellas el Subsistema Acueducto Tetzcotzinco, el cual circunda al cerro a la mitad de su altura e irrigaba tanto los jardines como los diferentes “baños”. Contiene un canal, al ras del suelo, que corre a lo largo de todo el camino que rodea al Tetzcotzinco.

Recinto monolítico

Por él llegaba el agua al Tetzcotzinco. Tal vez fue un templo dedicado al Sol o a Ehécatl- Quetzalcóatl. Formado por plataformas con escalinatas, cuenta con una cámara cuadrangular excavada en la roca. Es posible que aquí se encontraran algunas de las esculturas que, según las crónicas, fueron destruidas por orden de fray Juan de Zumárraga.

Sistema Fuente A

Compuesto por cinco plataformas en desnivel, con orientación al este, cuenta con dos cajas de agua que servían para controlar el líquido. Una de esas cajas se encuentra en la plataforma más alta; la otra está sobre el quinto cuerpo.

Sistema Reservorio H

Forma con la Fuente A un subsistema para controlar el caudal que llegaba del acueducto. Se encuentra sobre la ladera norte del cerro Metécatl y está formado por una gran plataforma que albergaba una caja de agua circular con una escalinata, por lo cual quizá se haya usado como “baño”; en el lado este tiene una gran piedra labrada que sirvió como vertedera. En esta parte, el acueducto se ramifica en dos canales, uno que va al Tetzcotzinco y otro hacia la ladera norte del cerro Metécatl. Es posible que esta ramificación sirviera para controlar la cantidad de agua que bajaba hacia el Tetzcotzinco. Más arriba de la caja de agua hay algunas crujías o cuartos que probablemente albergaron algún recinto para el servicio de Nezahualcóyotl.

Tomado de Arqueología Mexicana, Especial 35, Estado de México, guía arqueológica.

Si desea adquirir un ejemplar