• 1-oct-2020

Arqueología en la Ciudad de México

Raúl Barrera Rodríguez

Arqueología urbana en la Ciudad de México. Acciones y retos

El Programa de Arqueología Urbana

Este programa fue creado con la misión de investigar y proteger el patrimonio arqueológico asociado a un área específica del Centro Histórico de la Ciudad de México. Su objetivo fundamental es conocer los procesos de transformación cultural que, a lo largo de casi siete siglos de ocupación constante, han ocurrido en el área que comprendió el recinto sagrado de Tenochtitlan (Matos, 1992, 1999).

La primera fase de estudio del PAU cubre desde 1325, fecha en la que –de acuerdo a las fuentes históricas– se inicia la fundación de la ciudad de Tenochtitlan, hasta 1521, que marca su caída a manos de los conquistadores españoles y sus aliados indígenas. A decir del franciscano Bernardino de Sahagún, el espacio sagrado estaba integrado por aproximadamente 78 edificios (1999, pp. 158- 164), entre ellos el Templo Mayor, dedicado a los dos dioses mexicas principales: Tláloc, dios de la lluvia y de la fertilidad de la tierra, y Huitzilopochtli, dios solar y de la guerra. Se han encontrado un buen número de restos arquitectónicos mexicas y podemos afirmar que ya se cuenta con un panorama más amplio de aproximadamente 24 de estos edificios. La plataforma que delimitaba por los cuatro lados al espacio sagrado aún no se conoce con exactitud, pero es posible que haya tenido alrededor de 400 m por lado. Los avances en el conocimiento de los edificios del recinto sagrado, sin duda, han sido extraordinariamente notables, aunque debemos reconocer que hasta el momento aún contamos con grandes imprecisiones.

La siguiente fase cronológica de investigación es el periodo virreinal, el cual comprende desde 1521 hasta 1821, y coincide con la consumación de la Independencia de México. En esta etapa de 300 años de ocupación, el interés de estudio comprende el momento inmediato después de la toma de la ciudad de Tenochtitlan por los peninsulares europeos, que incluye la destrucción del recinto sagrado y la fundación de la nueva ciudad virreinal. Las casas, palacios, templos católicos, calles y otras obras de infraestructura pública del periodo virreinal son fundamentales en la investigación.

 

Raúl Barrera Rodríguez. Arqueólogo por la ENAH, investigador de la Dirección de Salvamento Arqueológico del INAH. Responsable del Programa de Arqueología Urbana.

Barrera Rodríguez, Raúl, “Arqueología urbana en la Ciudad de México. Acciones y retos”, Arqueología Mexicana, núm. 163, pp. 24-33.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra ediciones impresa o digital:

La Noche Triste de 1520. Versión impresa.

La Noche Triste de 1520. Versión digital.