• 28-feb-2021

Dos conjuntos habitacionales teotihuacanos

Leonardo López Luján

Tetitla

Entre las puertas 1 y 2 de la Zona Arqueológica de Teotihuacan empieza el camino que conduce a la también llamada “Casa Internacional”. Este conjunto sobresale por sus extraordinarias pinturas de felinos, aves rapaces, divinidades de la fertilidad y buzos que se introducen al mar para colectar conchas. Los murales de Tetitla integran armónicamente rasgos teotihuacanos, del Golfo, oaxaqueños y mayas. De esta última civilización se han identificado imágenes de dioses, hombres, serpientes, así como fragmentos de escritura. Por ello se especula si en este lugar residieron comerciantes o embajadores.

Atetelco

Próximo a Tetitla, este conjunto posee dos bellos patios. El denominado Patio Pintado tiene un altar en forma de una diminuta pirámide, el cual estaba decorado con serpientes emplumadas y dioses de la lluvia. El Patio Blanco fue cuidadosamente reconstruido para colocar en su lugar buena parte de los murales hallados durante las excavaciones. En los pórticos se observan procesiones de jaguares y coyotes rugiendo a la vez que devoran corazones, además de personajes –con cabeza animal o humana– que blanden armas y cuchillos de sacrificio. Tal vez los habitantes de Tetitla pertenecían a alguna orden militar.

 

Leonardo López Luján. Doctor en arqueología por la Universidad de París. Investigador del Museo del Templo Mayor, INAH. Fue codirector del Proyecto Xalla y actualmente es miembro del Proyecto Pirámide de la Luna, ambos en Teotihuacan.

López Luján, Leonardo, “Teotihuacan, Estado de México. La Ciudad de los Dioses”, Arqueología Mexicana, núm. 74, pp. 76-83.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

Salud y enfermedad. Versión impresa.