• 21-sep-2021

El Lienzo de Tlaxcala

Federico Navarrete et al.

Un yaotlahcuilolli, “pintura de guerra”

El Lienzo de Tlaxcala. Sus públicos y sus versiones

El Lienzo de Tlaxcala es una historia visual de grandes dimensiones (dos metros de ancho por cinco de largo), mandada pintar por el Cabildo de esa ciudad a mediados del siglo XVI para exponer su participación en las guerras de conquista llevadas a cabo entre 1519 y 1541. Las actas del Cabildo tlaxcalteca detallan que en 1552 comisionaron un yaotlahcuilolli, “pintura de guerra”, con el fin de reclamar al rey de España los privilegios prometidos por su participación en el ejército vencedor de las largas campañas militares que crearon la Nueva España. Se realizaron tres ejemplares de El Lienzo, uno se quedó en el Ayuntamiento de Tlaxcala, otro fue entregado a las autoridades virreinales en la ciudad de México y un tercero fue destinado para ser enviado al rey de España.

Las imágenes de El Lienzo estuvieron inspiradas en los murales del Cabildo tlaxcalteca que contenían representaciones de la llegada de los primeros europeos a América, alegorías sobre la conquista de la Nueva España y el Perú, imágenes de la evangelización en Tlaxcala y detalladas escenas de la conquista de la Nueva España a cargo de fuerzas tlaxcaltecas. Estos murales inspiraron un amplio conjunto de historias visuales, como el propio Lienzo de Tlaxcala, el Códice de Entrada (resguardado en la BNAH), El Fragmento de Texas (actualmente en la Universidad de Texas, en Austin) y el Manuscrito de Glasgow (en la biblioteca de la Universidad de Glasgow, Escocia), todas las cuales resaltaban la fundamental participación tlaxcalteca en las guerras de conquista. Estas historias fueron ampliamente conocidas y difundidas dentro del mundo indígena novohispano, por lo que se llegó a configurar como la memoria más extendida sobre estos hechos durante los tres siglos siguientes dentro de la mayoría de la población del virreinato.

Imagen: Forma original de El Lienzo de Tlaxcala (detalle), cuyas dimensiones son 2 m de ancho por 5 m de alto. Esta reconstrucción digital se hizo a partir de la copia que Alfredo Chavero le encomendó a Genaro López. Foto: Biblioteca Nacional de Antropología e Historia.

 

Federico Navarrete Linares. Doctor en estudios mesoamericanos, investigador en el Instituto de Investigaciones Históricas, UNAM. Especialidades: la historia de los pueblos indígenas de América y sus relaciones con los europeos y africanos y las prácticas de discriminación y racismo que se han establecido en las diferentes naciones americanas hasta el presente.

Antonio Jaramillo Arango. Historiador de la Universidad de los Andes de Bogotá y doctor en estudios mesoamericanos por la UNAM. Realizó una estancia posdoctoral en el Insituto de Investigaciones Históricas de la UNAM sobre navegación indígena en época colonial. Actualmente colabora con la Red de Artes Vivas y es profesor del Politécnico Grancolombiano.

Margarita Cossich Vielman. Maestra y candidata a doctora en estudios mesoamericanos de la UNAM. Licenciada en arqueología por la Universidad de San Carlos de Guatemala. Intereses: historia de las poblaciones nahuas de Centroamérica; la escritura jeroglífica y alfabética en náhuatl en códices y documentos coloniales tempranos. Coordinadora de “UNAM -Conquista” del proyecto “Noticonquista” de la UNAM.

Esta publicación puede ser citada completa o en partes, siempre y cuando se consigne la fuente de la forma siguiente:

Navarrete, Federico, Antonio Jaramillo y Margarita Cossich, “El Lienzo de Tlaxcala. Sus públicos y sus versiones”, Arqueología Mexicana, núm. 169, pp. 30-37.