• 1-oct-2020

Hechos con plumas de quetzal

María de Lourdes Navarijo Ornelas

Las aves de rico plumaje en Mesoamérica

En el xicalcoliuhqui chimalli verde, en el Chimalli Ahuítzotl, en el quetzalcuexyo chimalli y en el penacho de Moctezuma se usaron las delicadas plumas verdes serpentinas caudales que esconden la cola en los machos del quetzal, que miden cerca de 65 cm, más las plumitas cobertoras primarias de las alas que son largas y dan una apariencia de flecos.

La cantidad de plumas de quetzal usadas era colosal, a decir de las cuotas que se registran en la Matrícula de Tributos. Entre los artículos que llegaban desde la provincia de Xoconochco se anotaron “centzontli quetzalli”, es decir 400 plumas ricas de quetzal, más “800 manojos de plumas ricas verdes y largas que llaman quetzale”. Ante tales cifras la pregunta obligada es: ¿cuántos ejemplares se necesitaron para cubrir estas demandas? Si de cada quetzal macho se obtienen sólo dos plumas cobertoras caudales, significa que para completar la cantidad de 400 plumas se capturaron 200 aves. Ahora bien, de acuerdo con la textura y ancho de la pluma, un manojo podría haber estado formado por no más de 20 plumas, es decir 10 aves y, bajo este supuesto, para reunir 800 manojos no menos de ocho mil quetzales las proveyeron en cada entrega.

El penacho mide 116 cm de altura y 175 cm de diámetro, y en la sección periférica se trabajaron unas 500 plumas largas coberteras de la cola. El quetzal es un habitante solitario de los bosques de neblina en Chiapas, México, hasta Centroamérica, y en Sudamérica se localizan las otras cuatro especies de quetzal.

 

María de Lourdes Navarijo Ornelas. Doctora en ciencias (biología) por la Facultad de Ciencias de la UNAM, y maestra en museología por la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía del INAH. Etnobióloga especializada en documentar la importancia de las aves en distintos contextos culturales.

Navarijo Ornelas, María de Lourdes, “Las aves de rico plumaje en Mesoamérica”, Arqueología Mexicana, núm. 159, pp. 48-53.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra ediciones impresa o digital:

La pluma y sus usos en Mesoamérica. Versión impresa.

La pluma y sus usos en Mesoamérica. Versión digital.