• 5-dic-2019

La geminación de los dioses (última de 5 partes)

Alfredo López Austin, Karina Munguía Ochoa

Persistencia gemelar en la mitología

En nuestros días abundan los mitos en que Sol y Luna son los personajes principales, y son gemelos. Son gemelos actuales por antonomasia los huicholes Kauymáli y Kieli Tewíali, hermanos enemigos y creadores de contraposiciones mundanas. Sandstrom registró entre los nahuas de la Huasteca al espíritu macho del maíz, 7 Flor, y al femenino, 5 Flor. Vogt se sorprendió al encontrar que entre las figuras de un nacimiento tzotzil hubiese dos “Niños Dioses”, el b’ankilal o hermano mayor y el ‘its’inal o hermano menor. Ichon se refirió a la creencia de los totonacos de la sierra de que los patronos gemelos de los pueblos pueden ser femeninos (dos Vírgenes Marías), masculinos (dos Jesucristos) o una hembra y un varón (María y Cristo). López Austin mencionó, entre los tarascos, a los “Niños Cuatitos” de Tzintzuntzan y a “El Prioste” y “La Priosta” de Ihuatzio, éstos representados en las imágenes de los santos médicos cristianos Cosme y Damián (existen fotografías de los ejemplos tarascos en esta revista, número especial 69, p. 68).

Además de los anteriores, son dignas de mencionar las actuales figuras de San Miguel entre los totonacos de la Sierra Norte de Puebla. Según Macín Pérez, destaca entre ellos la concepción del mundo como una “planicie” asentada sobre el agua, una “milpa divina”, en cuyas esquinas se levanta una virgen como columna y en el centro está el Santísimo Sacramento. En el plano vertical, el mundo se divide en cielo y tierra. En el cielo moran los santos, las vírgenes, los ángeles y los arcángeles, y el gobernante es San Miguel. Esta deidad controla las cosechas y la regeneración agrícola. Como rector de los meteoros, San Miguel debe desdoblarse para cumplir debidamente sus funciones. Sus géminos son el Muchacho o Miquel, en el norte, generador del rayo que viaja por la parte alta del cielo, y la Muchacha o Miquela, que anda por Xtamvin Katuxavat o Inframundo, y responde a su contraparte desde el sur con un segundo fragor de trueno. En el punto de cruce del trayecto superior masculino de Miquel y el inferior femenino de Miquela se condensan las nubes y se produce la lluvia. Como sucede con otras dualidades, de los Miqueles resultan 12 San Miguelitas y 12 San Miguelitos, pequeños seres encargados de formar las nubes y la neblina. En una labor más especializada, los 24 San Miguelitos llevan el agua en jícaras para bendecir la tierra, y la vierten en el lugar donde les es indicado.

Entre los mismos totonacos de la Sierra Norte de Puebla existen como géminos la Virgen del Carmen y Carmino, ella como la extractora de las ánimas del Purgatorio y él como ánima rescatada. Iconográficamente se representa de dos maneras: con dos imágenes iguales, una grande para la Virgen y otra pequeña para Carmino,  y con dos platos petitorios, el de la Virgen colocado ritualmente a la izquierda, y el de Carmino a la derecha.

A manera de resumen

Tanto en la antigüedad como en el presente, las generaciones que han concebido a los dioses en la tradición mesoamericana los han dotado de poderes fuertemente acotados no sólo por la jerarquía divina, el tiempo, el espacio y el campo de acción propio de cada dios, sino por el tipo de acción dentro de dicho campo. Cuando las funciones divinas exigen acciones opuestas complementarias, es necesario que el dios se fisione geminalmente para que cada gémino complemente la tarea de su compañero. El carácter diferencial que se les atribuye en su geminación –varón/hembra, viejo/joven, etc.– es pista productiva para descubrir la acción compleja a la que están destinados.

 

Alfredo López Austin. Doctor en historia por la UNAM. Investigador emérito del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM.

Karina Munguía Ochoa. Licenciada en comunicación y maestra en estudios mesoamericanos por la UNAM. Desde 2011 forma parte del equipo regional “Huasteca Sur-Sierra Norte de Puebla, Programa Nacional de Etnografia de las Regiones Indígenas de México”, INAH.

 

López Austin, Alfredo y Karina Munguía Ochoa, “La geminación de los dioses (cuarta de 5 partes)”, Arqueología Mexicana, núm. 158, pp. 16-25.

 

Texto completo en las ediciones impresa y digital. Si desea adquirir una ejemplar:

https://raices.com.mx/tienda/revistas-la-sal-en-mesoamerica-AM158

https://raices.com.mx/tienda/revistas-la-sal-en-mesoamerica-AM158-digital