• 29-nov-2020

La virgen conquistadora

Alejandro Isaac Romero Reza

La Virgen de Los Remedios. La virgen de la conquista

La imagen presidió la primera misa que celebró el padre Olmedo en la Villa Rica de la Vera Cruz; ya en la ciudad de Tenochtitlan, Cortés subió al Templo Mayor, derribó los ídolos y en su lugar mandó colocar una cruz y la imagen de la Virgen (conocida en ese momento como la conquistadora). El mismo Cortés lo relata en sus Cartas de relación (1960), al igual que Bernal Díaz del Castillo en la Historia verdadera de la conquista de la Nueva España (1955).

Allí permanecieron hasta el episodio conocido como la Noche Triste. La noche del 30 de junio de 1520, Cortés, su ejército y sus aliados emprendían la huida de la ciudad, pero fueron sorprendidos y perseguidos por los mexicas. Hernán Cortés no expone detalles, ni desarrolla con claridad los acontecimientos durante su marcha por el rumbo de Tacuba. Por otro lado, Bernal Díaz relata los pormenores de la huida de Tenochtitlan y la llegada a un cerro donde se encontraba un pequeño templo en el que los españoles descansaron y curaron a los heridos; en su relato menciona que se hizo una iglesia dedicada a Nuestra Señora de los Remedios.

El lugar al que se refiere Bernal es el cerro de Otoncalpulco (donde hoy se ubica el santuario de los Remedios), en el municipio mexiquense de Naucalpan. Se cree que en medio de la confusión, la pequeña Virgen fue rescatada entre los ídolos paganos, y se le atribuye a Villafuerte haberla ocultado debajo de un maguey.

El padre José de Acosta, cronista del siglo XVI, refiere que después de la derrota sufrida en la Noche Triste se había manifestado una protección singular en el cerro de Totoltepec, donde en agradecimiento se levantó una ermita cuyo primer nombre fue el de Nuestra Señora del Socorro, alternativo al de los Remedios.

Imagen: Izquierda: Nuestra Señora de los Remedios (arte plumario), siglo XVII. Museo Nacional de Historia, INAH. Centro: Virgen de los Remedios. Basílica de Nuestra Señora de los Remedios. Naucalpan, estado de México. Fotos: Archivo de Isaac Romero Reza. Derecha:  Basílica de Nuestra Señora de los Remedios. Naucalpan, estado de México. Foto: Octavio Alonso Maya.

 

Alejandro Isaac Romero Reza. Maestro en historia del arte por la UNAM. Docente de la ENAH.

Romero Reza, Alejandro Isaac, “La Virgen de Los Remedios. La virgen de la conquista”, Arqueología Mexicana, núm. 163, pp. 62-65.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra ediciones impresa o digital:

La Noche Triste de 1520. Versión impresa.

La Noche Triste de 1520. Versión digital.