• domingo, 18 de noviembre de 2018

Tingambato, Michoacán, en el tiempo

Piña Chan y Ohi establecieron la primera cronología del sitio con base en etapas constructivas. Los investigadores propusieron dos etapas: la primera puede situarse de 450 a 600 d. C .y la segunda de 600 a 900 d.C., cuando se da la introducción del estilo teotihuacano (Piña y Ohi, 1982: 93- 94); varios investigadores retomaron esta propuesta (Michelet y Pereira, 2000; Cárdenas et al., 1995). Las últimas investigaciones sugieren que Tingambato tiene tres etapas constructivas, distribuidas entre el Clásico Temprano (200-600 d.C.) y principios del Clásico Tardío (600-900 d.C.). La propuesta cronológica se establece del 200 al 700/750 d.C., lapso en el que se presentan las tres etapas constructivas. La primera se caracteriza por las construcciones de las estructuras Oriental y Occidental, con muros rectos e inclinados, así como las primeras nivelaciones del terreno. En la segunda se presenta una revolución arquitectónica, pues se inició la construcción de la Gran Plataforma, cimentándose con las construcciones de las tumbas, seguida de las nivelaciones del terreno e integraciones de los patios hundidos, los cuales fueron rodeados por cuartos con fachada al estilo talud-tablero. La tercera etapa corresponde por fin al recubrimiento del talud-tablero. Los resultados del Proyecto Especial Michoacán coinciden en que en la segunda etapa constructiva se introduce el estilo talud-tablero, pero la existencia de más elementos permite establecer un reajuste de la temporalidad, que será relativa hasta que se realicen más investigaciones en el sitio.

 

Tomado de Laurie Melchor Cruz Hernández, y Olga Lidia Landa Alarcón, “Tingambato. Un sitio del Occidente de México y una tumba real”, Arqueología Mexicana núm. 123, pp. 43-46.

 

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar:

 http://raices.com.mx/tienda/revistas-michoacan-AM123