• 28-oct-2020

Tizocicatzin

María Castañeda de la Paz

La casa real de Tenochtitlan

Tras la muerte de su hermano Axayácatl, Tízoc, como comúnmente se le conoce, gobernó en Tenochtitlan entre 1481 y 1486. Uno de los rituales de entronización que debían realizar los gobernantes nada más ser elegidos era ir a la guerra para estrenarse en el cargo. En el caso de Tízoc, la guerra fue contra Meztitlan, donde los tenochcas sufrieron grandes bajas, que no hacían más que pronosticar un sombrío futuro.

Pocas cosas sucedieron durante su breve reinado. Fray Diego Durán pregona que tras su entronización se encerró en su palacio, sin mostrar brío ni entusiasmo por engrandecer la gloria de su pueblo. Por el contrario, hay fuentes que señalan que entabló varias conquistas en el centro y sur de México, y que quien en calidad de guerrero aparece tomando del cabello a su enemigo derrotado. Ahora bien, de todas las conquistas que se tallaron en esta piedra, sólo en la de Matlatzinco podemos reconocer, sin género de dudas, al séptimo tlatoani de Tenochtitlan, gracias a la pierna que forma parte de su glifo onomástico y que está labrada detrás de su tocado. Más aún, sólo en esa escena se tuvo el cuidado de representar al tlatoani victorioso, ataviado con un rico tocado de plumas conocido como quetzalpatçactli, lo que indica que la toma del valle matlatzinca tuvo especial significación para él. Debido a que casi todas las fuentes señalan que el Matlatzinco se conquistó en tiempos de Axayácatl, lo más probable es que a través de su piedra, Tízoc estuviera señalando que fue él quien lo conquistó en calidad de tlacatécatl o capitán general, cuando formaba parte de las tropas de su hermano. Hecho que no sería un caso aislado o único.

Imagen: Detalle de la Piedra de Tízoc donde se ve al tlatoani agarrando de los cabellos al señor de Matlatzinco. La pierna del glifo onomástico de Tízoc está dibujada detrás de su tocado; el glifo toponímico del Matlatzinco se representó como una red (mátlatl), que reproduce parte de su nombre. Museo Nacional de Antropología. Foto: Boris de Swan / Raíces.

 

María Castañeda de la Paz. Doctora en historia por la Universidad de Sevilla, España. Investigadora del iia de la unam. Estudia la historia indígena prehispánica y colonial del Centro de México, y se especializa en la nobleza, la heráldica, la cartografía y los códices históricos indígenas.

Castañeda de la Paz, María, “Tizocicatzin”, Arqueología Mexicana, núm. 149, pp. 16-17

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra ediciones impresa o digital:

Desastres en México. Versión impresa.

Desastres en México. Versión digital.