• 27-sep-2021

Un prisionero sacrificado

Guillermo Bernal Romero

La inscripción del Monumento 178 de Toniná relata que el 4 de octubre de 692: “hubo guerra contra el pedernal y el escudo (el ejército) de Aj Pit-ziil (K’inich Kan B’ahlam), gobernante de Palenque, y fue capturado el señor K’awiil Mo’; esta fue la lanza afilada (la acción guerrera) de K’inich B’aaknal Chaahk, sagrado gobernante de Toniná”. La escena del monumento muestra al señor K’awiil Mo’, de rodillas y maniatado. Este prisionero era un eminente jefe guerrero (yajaw k’ahk’) que estaba bajo las órdenes de K’inich Kan B’ahlam.

La gran revancha de Toniná

Tal como hemos visto, los señores de Toniná realizaron una guerra contra Palenque en 692, cuando capturaron al jefe militar K’awiil Mo’. Pero en esa batalla también tomaron prisionero al señor B’uk’, otro importante subordinado de Kan B’ahlam. Una magnífica escultura de bulto redondo, localizada en el Juego de Pelota de Toniná, muestra a B’uk’ arrodillado y con los brazos atados. El texto glífico inscrito sobre su cuerpo refiere que estuvo presente en la dedicación del Juego de Pelota, ocasión en la que muy probablemente fue sacrificado. Sobre su hombro izquierdo fue labrada la frase b’olon yej te’, “Nueve Lanzas Afiladas”, relacionada con una serie de capturas y eventos militares en la que fueron apresados varios subalternos y aliados de la dinastía palencana.

Otras esculturas del Juego de Pelota de Toniná, que representan escudos, registran los nombres de esos prisioneros. Todas ellas comienzan con la expresión b’olon yej te’ tz’on, “el Arrojamiento de las Nueve Lanzas Afiladas”, seguida del nombre de un cautivo y la relación de vasallaje que éste tenía con K’inich Kan B’ahlam. La intensa campaña que B’aaknal Chaahk llevó contra Palenque en 692 fue consecuencia directa de la invasión del 687. Dio a su campaña militar el nombre propagandístico de “el Arrojamiento de las Nueve Lanzas Afiladas”, como respuesta directa al orgulloso nombre de la tumba de Pakal, “la Casa de las Nueve Lanzas Afiladas”.

Imagen: Izquierda: Juego de Pelota con seis serpientes celestes colocadas como marcadores. Zona arqueológica de Toniná, Chiapas. Foto: Agustín Uzárraga / Raíces. Derecha: Un nuevo monumento del juego de pelota de Toniná, Chiapas, muestra al señor B’uk’, aj k’uhun de Pakal y subordinado de K’inich Kan B’ahlam, capturado el 4 de octubre de 692. El texto glífico escrito sobre su cuerpo refiere que estuvo presente en la dedicación del juego de pelota, ocurrida el 29 de junio de 696 (09.13.04.06.07 2 manik’ 15 yaxk’in), lugar y día en el que quizá fue sacrificado. En el hombro derecho lleva escrita la expresión, b’olon yej te’, “Nueve Lanzas Afiladas”. Foto: Guillermo Bernal.

 

Guillermo Bernal Romero. Doctor en estudios mesoamericanos. Especialista en epigrafía maya. Colaborador del Proyecto Arqueológico Palenque y del Museo de Sitio “Alberto Ruz Lhuillier” (1998- 2005). Desde 2006 es investigador del Centro de Estudios Mayas, Instituto de Investigaciones Filológicas, UNAM.

Esta publicación puede ser citada completa o en partes, siempre y cuando se consigne la fuente de la forma siguiente:

Bernal Romero, Guillermo, “Glifos enigmáticos de la escritura maya. El logograma T514, yej, “filo”, Arqueología Mexicana, núm. 135, pp. 78-85.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

Fragancias y hedores en Mesoamérica. Versión impresa.

Fragancias y hedores en Mesoamérica. Versión digital.