• sábado, 17 de noviembre de 2018

Xólotl y Tlachitonatiuh

Xólotl –a la derecha– lleva un pectoral hecho con un caracol cortado, que era el símbolo de Quetzalcóatl, para mostrar que era el aspecto nocturno de Tlahuizcalpantecuhtli y que su función era conducir a Tlachitonatiuh, el dios solar –quien se ve a la izquierda–, a las profundidades del inframundo. El Sol es un disco a punto de ser tragado por las fauces de la deidad de la tierra y el símbolo de Quetzalcóatl, que está en el pecho de Xólotl, significa que renacerá y entonces Xólotl –ya transformado en su hermano gemelo– lo conducirá desde la superficie de la tierra al cielo. Códice Borbónico, p.16.

 

Tomado de Mercedes de la Garza, “El carácter sagrado del xoloitzcuintli entre los  nahuas y los mayas”, Arqueología Mexicana núm. 125, pp. 58-63.

 

Texto completo en la edición impresa. Si desea adquirir un ejemplar:

http://raices.com.mx/tienda/revistas-el-perro-mesoamericano-AM125