• 20-ago-2019

arqueomex20

  • Los dioses del Altiplano central

    Los dioses del Altiplano central

    Michel Graulich

    Hay dioses poderosos cuyo origen se remonta a civilizaciones desaparecidas, y otros que son la encarnación misma de la voluntad de sobrevivencia de su pueblo.

  • Antiguos dioses mayas

    Antiguos dioses mayas

    Karl A. Taube

    Paul Schellhas identificó la mayoría de los glifos nominales asociados a los dioses mayas. Puesto que se sabía tan poco acerca de ellos, Schellhas, en vez de darles un nombre, optó por designar con una letra del alfabeto a cada dios, comenzando por la A.

  • Los rostros de los dioses mesoamericanos

    Los rostros de los dioses mesoamericanos

    Alfredo López Austin

    Toda criatura tiene alma

    En un interesante relato de sus andanzas en busca de materiales para su investigación musicológica. Rosa Virginia Sánchez cuenta...

  • Características de los dioses

    Características de los dioses

    Poseedores de razón, voluntad, pasiones y facultades de comunicación entre sí y con  el hombre.

  • Funciones de los dioses

    Funciones de los dioses

    Eran los encargados de mantener la sacralidad y la integridad de los distintos ámbitos del cosmos, contra las profanaciones y abusos de los mortales

  • Las moradas de los dioses

    Las moradas de los dioses

    El mesoamericano creía vivir una cotidianidad plena de dioses.

  • De Tonantzin a la Virgen de Guadalupe

    De Tonantzin a la Virgen de Guadalupe

    El culto prehispánico en el Tepeyac
    Xavier Noguez

    El análisis de textos y dibujos coloniales demuestra que en el Tepeyac habían dos deidades femeninas esculpidas sobre una de sus paredes rocosas -que actualmente han desaparecido-, y que Alfonso Caso identificó como Chalchiuhtlicue y Tonantzin o Chicomecóatl.

  • Coatlicue

    Coatlicue

    Alfredo López Austin

    Escultura que representa a Coatlicue, terrible diosa de la tierra, la muerte y la fertilidad.

  • 20. Los dioses de Mesoamérica

    20. Los dioses de Mesoamérica

    Todo, bienes y males, el cambio, el tiempo, era considerado producto de la voluntad de los dioses. En el centro del juego universal, el hombre gozaba y sufría, imaginaba moradas celestiales y profundidades de muerte y de riqueza, e inventaba a los dioses a su imagen y semejanza.