• 18-sep-2020

Las pirámides, montañas sagradas

Eduardo matos Moctezuma

Pirámides como centro de universo

Dentro de la variedad de pirámides tenemos aquellas cuya función era ser centro del universo o axis mundi de las sociedades en que se dan. Varias características les son propias:

d) Montañas sagradas

En la actualidad muchas comunidades indígenas conservan la idea de que algunos cerros contienen agua en su interior. Esta creencia proviene del mundo prehispánico y se expresa en el altépetl o montaña de agua alrededor del cual se asienta la comunidad. Si bien las referencias sobre éste son tardías, no es de dudar que tenga sus inicios en Teotihuacan o aun antes. Es así como en el mural de Tepantitla, en Teotihuacan, aparece la imagen de una deidad asentada sobre una montaña en cuyo interior observamos agua y granos depositados dentro de una cueva. A su vez, la deidad arroja con sus manos agua a la tierra.

En el Templo de Quetzalcóatl se ven serpientes con conchas y caracoles, indicadores todos ellos de un carácter acuático y de fertilidad. En Tenochtitlan sabemos que el lado norte del edificio estaba tutelado por Tláloc y hemos planteado que posiblemente representa el Tonacatépetl o montaña de los mantenimientos, en tanto que el lado dedicado a Huitzilopochtli representa la montaña de Coatépec, en donde se lleva a cabo el nacimiento y posterior combate entre este dios y los poderes nocturnos (Matos, 2003). En la etapa constructiva IV-b del Templo Mayor se hallaron, detrás del arranque de las escalinatas que conducen a los adoratorios dedicados a estos dioses, dos cámaras o “cuevas” que contenían elementos de fertilidad. El concepto de la doble montaña lo tenemos, por ejemplo, en los pasos que nos dice Sahagún (1956) que hay que atravesar para llegar al Mictlan, así como en el Códice Vaticano Ríos; es probable que el Templo Mayor desempeñara este papel al ser el lugar por donde es posible acceder a los niveles celestes y al inframundo.

 

Eduardo Matos Moctezuma. Maestro en ciencias antropológicas, especializado en arqueología. Fue director del Museo del Templo Mayor, INAH. Miembro de El Colegio Nacional. Profesor emérito del INAH.

Matos Moctezuma, Eduardo, “Pirámides como centro de universo”, Arqueología Mexicana, núm. 101, pp. 31-39.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestra ediciones impresa o digital:

Las pirámides de México. Versión impresa.