• 29-nov-2021

El tránsito de Venus en Mayapán

Jesús Galindo Trejo

La exploración arqueológica plantea que estos murales fueron plasmados entre 1200 y 1350 d.C. Al revisar el cielo durante ese periodo, resulta que el 8 de junio de 1275 d.C., durante el ocaso, Venus penetró en el disco solar y pudo ser observado dentro de un gran disco rojizo poniéndose en el horizonte. Por consiguiente, es posible que los personajes pintados en el interior de cada Sol representen a Venus. Para probarlo experimentalmente, en la madrugada del 8 de junio de 2004 procuramos desde Mayapán observar a simple vista a Venus durante su tránsito por el disco del Sol. Por desgracia, la nubosidad imperante esa mañana lo impidió. No obstante, ocho años después, el 5 de junio de 2012 hacia las 17:14 horas, Venus entrará en el disco solar y hasta el momento de la puesta se podrá observar en su interior. Este fenómeno, que podrá admirarse en todo México, se repetirá 105 años y medio después, el 11 de diciembre de 2117.

Considerada la maestría de los sacerdotes-astrónomos mayas para seguir el movimiento aparente del planeta Venus, se podría plantear que tal vez los mayas habrían calculado el término de su gran ciclo de 5 125 años o 13 baktunes para un evento astronómico de tanta trascendencia como el tránsito de Venus por el disco del Sol de 2012. Esto implica que si el fin de ese ciclo, de acuerdo con el factor de correlación GMT1 de 584 284, fijado para el 22 de diciembre del 2012, corresponde a la fecha de cuenta larga 13.0.0.0.0, conforme a la presente propuesta se tendrá que 200 días antes, es decir, 10 uinales, el 5 de junio de ese año se igualaría a esta misma fecha de cuenta larga. Así pues, se tendrá un factor de correlación de 584 084 y la fecha era se remontaría al 24 de enero del año 3114 a.C.

Imagen: La pintura mural de la Sala de los Frescos de Mayapán es iluminada por rayos solares rasantes en dos fechas que dividen al año solar en múltiplos de 73 días. Este número de días es un elemento fundamental en la estructura del calendario mesoamericano. Los discos solares contienen la representación de un personaje descendente que puede interpretarse como la deidad venusina. Foto: Archivo de Jesús Galindo Trejo.

 

Jesús Galindo Trejo. Licenciado en física y matemáticas por el IPN. Doctor en astrofísica por la Universidad del Ruhr Bochum, Alemania. Trabaja en el Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, donde participa en el proyecto La Pintura Mural Prehispánica en México. Su investigación se centra en la arqueoastronomía del México prehispánico. Pertenece al SNI.

Esta publicación puede ser citada completa o en partes, siempre y cuando se consigne la fuente de la forma siguiente:

Galindo Trejo, Jesús, “El tránsito de Venus por el disco del Sol de 2012”, Arqueología Mexicana, núm. 103, pp. 49-51.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

Augurios y profecías mayas. Versión impresa.