• 24-sep-2021

La pequeña joya del mundo maya

Mercedes de la Garza

Palenque: Lakamha’, “lugar de las grandes aguas”

La ciudad se levantó al pie de una majestuosa montaña, llamada “la gran montaña del quetzal descendente”, donde colindan las montañas de Chiapas con el valle que llega hasta Tabasco. Se fundó en el Preclásico sobre una serie de terrazas naturales por las que transcurrían ríos que surtían de agua potable al asentamiento. Uno de los arroyos, el Otulum, atraviesa la zona central de la ciudad. Durante el Clásico Temprano (250 a 600 d.C.) hubo una gran expansión y aumento de población. Destacan las construcciones del Palacio, habitación de los reyes, y los numerosos templos.

En contraste con Calakmul, en Palenque se ha podido reconstruir la historia de sus reyes, gracias a las extraordinarias y finamente labradas inscripciones. El fundador de la dinastía, primer k’uhul ajaw, fue K’uk B’ahlam I, quien nació en 397 d.C. y se entronizó en 431 d.C. Entre los siglos V y VII la ciudad aumentó casi cuatro veces su tamaño, y durante los dos siglos siguientes llegó a su máxima dimensión: 2.2 km2, con una población de 6 500 habitantes. Palenque fue la pequeña joya del mundo maya.

 

Mercedes de la Garza. Doctora en historia por la UNAM. Investigadora emérita de la UNAM, Investigadora emérita del Sistema Nacional de Investigadores y miembro de número de la Academia Mexicana de la Historia. Su obra escrita consta de 31 libros y 185 artículos y capítulos en libros.

Esta publicación puede ser citada completa o en partes, siempre y cuando se consigne la fuente de la forma siguiente:

De la Garza, Mercedes, “Sobre el ‘colapso’ en ciudades mayas de las Tierras Bajas”, Arqueología Mexicana, núm. 149, pp. 52-57.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

Desastres en México. Versión impresa.

Desastres en México. Versión digital.