• 2-dic-2020

Los monumentos de Chalcatzingo

David C. Grove

Chalcatzingo. Ocho décadas de exploraciones

Aunque el objetivo del Proyecto Arqueológico Chalcatzingo era investigar el modo de vida de los antiguos pobladores del sitio, descubrimos 18 relieves más durante nuestra investigación. Más excavaciones a mi cargo en los años noventa e investigaciones posteriores de los arqueólogos del INAH, Mario Córdova Tello y Carolina Meza, han descubierto otras esculturas, pequeñas y grandes. Se han documentado más de 40.

Los monumentos de Chalcatzingo datan del Preclásico Medio, sobre todo de alrededor de 700- 500 a.C., lo cual los convierte en las esculturas de piedra más antiguas que se conozcan hasta ahora en el Altiplano Central de México. Son de dos tipos principalmente: bajorrelieves esculpidos directamente en la cara rocosa del Cerro Chalcatzingo o en grandes peñascos naturales dispersos en su base y otras estatuas o estelas más pequeñas, “portátiles”, ubicadas en las grandes terrazas, lejos del cerro, entre las casas y plataformas de los montículos del pueblo. Resulta relevante que los temas y motivos esculpidos varíen según su ubicación, ya sea en las laderas o en el asentamiento.

Traducción: Elisa Ramírez

 

David C. Grove. Doctor en antropología por la Universidad de California en Los Ángeles. Es profesor emérito de antropología en la Universidad de Illinois. Se especializa en la arqueología del Preclásico y ha dirigido investigaciones en varios sitios, como Chalcatzingo, Nexpa y San Pablo Hidalgo, en Morelos, y la cueva de Oxtotitlán, en Guerrero.

Grove, David C., “Chalcatzingo. Ocho décadas de exploraciones”, Arqueología Mexicana, núm. 153, pp. 32-39.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

Arqueología e historia del estado de Morelos. Versión impresa.