• 29-nov-2020

Un animal del viento nocturno

Gabriel Espinosa Pineda

Animales y símbolos del viento entre los nahuas

Más adentro del inframundo y más alto en la atmósfera

Desde luego que animales como los murciélagos son también animales del viento. Como hace años notó Del Paso y Troncoso, al mencionar el mito en el que el propio murciélago proviene del semen de Quetzalcóatl, el murciélago puede aparecer vistiendo parte de los atavíos de esta deidad, como ocurre en el Códice Vaticano B. Quizás deba vincularse con el concepto de Yohualli Ehécatl específicamente. Gran parte de su naturaleza está determinada por otros dioses, particularmente por Mictlatecuhtli, por lo que es mucho más frecuente ver al murciélago ataviado con su librea. En efecto, los quirópteros vuelan desde el inframundo hacia al menos el primer nivel celeste, a veces muy alto, sin tocar la tierra, y regresan de la misma manera. Pero quizás se juzgue que penetran en un nivel más profundo del inframundo, más cercano al Mictlan. A diferencia de las aves acuáticas, este grupo de animales no descansan sobre el nivel terrestre, ni arriba de la película que separa el agua de la atmósfera. Son de una calidad aún más inframundana que el mismo viento; Yohualli Ehécatl puede ser entendido como un desdoblamiento de Tezcatlipoca, pero podría concebirse también como una fusión entre Tezcatlipoca y Ehécatl Quetzalcóatl. En todo caso, el murciélago es un animal del viento nocturno.

Hay ciertas especies que presentan además otro rasgo importante en términos de su vínculo con el viento: el fenómeno de enjambrarse, como muchos murciélagos, como las abejas, como las mencionadas golondrinas o los vencejos. En muchos casos, este comportamiento hace visible al viento.

Imagen: En varias culturas mesoamericanas el murciélago se vincula con el viento. Hay un mito nahua según el cual proviene del semen de Quetzalcóatl. No sorprende verlo con el gorro cónico de Ehécatl y varias de sus insignias, como el ehecatótotl, púas de hueso con flores, y el penacho semicircular, que va atrás de la cabeza. Códice Vaticano B, p. 24. Digitalización: Raíces.

Gabriel Espinosa Pineda. Doctor en antropología, investigador de tiempo completo en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Se ha dedicado fundamentalmente al estudio de la naturaleza en la cosmovisión prehispánica, así como a otros campos de la cosmovisión.

Espinosa Pineda, Gabriel, “Animales y símbolos del viento entre los nahuas”, Arqueología Mexicana, núm. 152, pp. 46-51.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

El viento en Mesoamérica. Versión impresa.

El viento en Mesoamérica. Versión digital.