• 27-nov-2021

Una guacamaya militar

Emiliano Gallaga Murrieta et al.

Es frecuente que algunos de los descubrimientos  en el mundo de la arqueología  no se den dentro de los proyectos  académicos, sino por accidente,  por aficionados o por mera destrucción.  En este caso, el descubrimiento de un  rico contexto funerario al interior de  un abrigo rocoso en las faldas de la Sierra  Madre Occidental en la comunidad de  Avendaños, municipio de San Francisco  de Borja, Chihuahua, se debió, lamentablemente,  a su destrucción.

Lo primero que captó nuestra atención cuando nos mostraron la imagen de los materiales fue la cabeza de una guacamaya en perfecto estado de conservación, la cual todavía presentaba parte del plumaje, de característico color verde, y una pequeña pluma color rojo cerca del pico, con lo que pudimos identificarla provisionalmente como una guacamaya militar. No fuimos los únicos que mostraron asombro e interés por este hallazgo, casi inmediatamente los medios locales sacaron una nota y poco después salió a nivel nacional. Debido a esta cobertura en los medios, se comunicaron con nosotros los biólogos de la Conabio, que nos confirmaron la especie del ave y su distribución moderna.

De esta manera pudimos confirmar que los vestigios registrados e identificados en Cueva de Avendaños son de una guacamaya Ara militaris. La distribución geográfica de esta especie abarca toda la región costera de Occidente, siguiendo la Sierra Madre por Sinaloa hasta la parte baja en Sonora y Chihuahua. Cuenta además con algunos avistamientos en parte de la Huasteca. En lo que respecta al sitio Cueva de Avendaños se nos informó que se cuenta con avistamientos de esta especie a 230 km al noroeste del municipio de San Francisco de Borja. Además, aunque no aparecen en la base de datos de la Conabio, pero sí de otros autores, se han registrado guacamayas militares en los ríos Aros y Yaqui en Sonora, municipio de Sahuaripa, a 313 km al noroeste de la Cueva de Avendaños. A decir de la Conabio, éstos son los registros más norteños de esta especie.

Imagen: La Cueva de Avendaños desde el río; se ve la maquinaria y el camino realizado por ésta. Cabeza momificada de guacamaya militar recolectada en la Cueva de Avendaños. Foto: Emiliano Gallaga.

 

• Emiliano Gallaga Murrieta. Arqueólogo por la  ENAH; doctor en antropología por la Universidad  de Arizona. Director y profesor/investigador de  la EAHNM.

• Sthephen Plog. Doctor en antropología por la  Universidad de Michigan. Profesor/investigador  de la Universidad de Virginia.

• Patricia Gilman. Doctora en antropología por la  Universidad de Nuevo México. Profesor/investigador  de la Universidad de Oklahoma.

• Doug Kennett. Doctor en antropología por la  Universidad de California. Profesor/investigador  de la Universidad Estatal de Pennsylvania.

• Brenda Castro. Pasante de arqueología de la  Escuela de Antropología e Historia del Norte de  México.

Esta publicación puede ser citada completa o en partes, siempre y cuando se consigne la fuente de la forma siguiente:

Gallaga Murrieta, Emiliano et al. “La guacamaya momificada  de Cueva de Avendaños,  Chihuahua”, Arqueología Mexicana, núm. 154, pp. 76-83.

Si desea leer el artículo completo, adquiera nuestras ediciones impresa o digital:

Los poderosos muertos. Versión impresa.

Los poderosos muertos. Versión digital.